E-Newsletter

Signup for the
UPF E-Newsletter

Enter your email
The Universal Peace Federation (UPF) is a global network of individuals and organizations dedicated to building a world of peace centered on universal spiritual and moral values.



The man of perfect virtue, wishing to be established himself, seeks also to establish others; wishing to be enlarged himself, he seeks also to enlarge others.
Confucius

El Día de la Familia celebrado en Buenos Aires Print E-mail
By Miguel Werner, Secretario General, UPF-Argentina   
Thursday, May 13, 2010

English

Buenos Aires, Argentina - “Familia y paz social rumbo al bicentenario” fue el lema bajo el cual se celebró el 13 de mayo, en el Auditorio ‘Juan Jesús Blasnik’ de Buenos Aires, el Día Internacional de la Familia, una fecha establecida por la ONU en 1993 para crear una mayor conciencia sobre las cuestiones relacionadas con la familia e incentivar a desarrollar políticas de promoción de la misma.

El corazón del encuentro, organizado por la Federación para la Paz Universal (UPF) de Argentina, en línea con celebraciones auspiciadas por la UPF Internacional en todo el mundo, fue el reconocimiento de nueve parejas de más de 25 años de matrimonio, algunas de carácter internacional e intercultural, quienes dieron un mensaje contundente sobre el valor de este vínculo al compartir con sentida emoción, con anécdotas y humor, alegrías y beneficios de la convivencia, más allá de las dificultades. La entrega de las distinciones a los matrimonios estuvo a cargo de Carlos Varga y su esposa Laura Correa, Presidente de la Federación de Familias para la Paz y Unificación Mundial de Argentina, y de Luis D’Angelo y su esposa Liliana Marsiglia, miembro del Consejo Global de Paz de la UPF Internacional.

Durante el acto se leyó el mensaje de la ONU, cuyo lema este año fue “El impacto de la migración en las familias de todo el mundo”, por Horacio Daboul, Presidente de la Cámara de Comercio, Industria, Turismo y Servicios de Parque Patricios (Buenos Aires), mientras disertó sobre “Perspectivas de paz desde la familia” Andrés Melgarejo, conferencista de la Federación de Familias de Argentina. En tanto, el Lic. José Bilbao Richter, ex miembro del Consejo Global de Paz de la UPF Internacional, hizo un recorrido histórico alusivo al Bicentenario de Argentina, en el que invitó a revivir los valores universales que encarnaron los hombres de mayo en el proceso de surgimiento de nuestra patria.

Un momento igualmente emotivo fue el estreno del “Himno a la reconciliación”, un poema convertido en música, que fue escuchado y luego cantado por todo el auditorio, como una forma de alentar a cerrar heridas y propiciar el perdón para restaurar relaciones en la sociedad y nuestra nación. Se trata del poema “Cada cual”, cuya autora es Concepción Rodríguez de Garaventa, quien el año pasado ganara el concurso que organizara la UPF de Argentina para el Día Internacional de la Paz y en adhesión al Año Internacional de la Reconciliación (ONU: Resolución A/RES/61/17). La producción general de la musicalización estuvo a cargo del Dr. Luis Guedes, un educador de familia de dilatada trayectoria, quien junto a su esposa fue, además, una de las parejas que recibió el reconocimiento, en este caso por sus 44 años de matrimonio.

Durante la jornada también hubo una invocación espiritual, realizada por el Pastor Eduardo Corales, Director de la Conferencia de Liderazgo para el Clero Americano en Argentina, y se mencionaron las variadas salutaciones institucionales recibidas en adhesiones al acto. Al final se compartió un brindis y una torta. Todo en son de celebración y con la consigna de despertar conciencias en tiempos de confusión y esperados cambios, en línea con la conclusión del “Himno a la reconciliación”, que alienta a mantener “encendido el fuego de la vida, el fuego del amor, el fuego de la paz”. Y en sintonía con las palabras alusivas al Bicentenario, que conmemoran ocho países de América Latina entre el 2009 y el 2011, oportunidad para “superar errores cometidos”, y en un esfuerzo colectivo, “hacer realidad los sueños de los Padres de la Patria: Una sola hermandad, una gran familia humana, en paz”.

En la ocasión la UPF también difundió la “Declaración sobre la familia” (*), un contenido donde en uno de sus cinco puntos resalta que “familias sólidas, saludables y amorosas ayudan a proteger a la sociedad del declive moral de los jóvenes, del incremento de la criminalidad, de las drogas y la corrupción; así como de la diseminación de infecciones como el VIH-SIDA. Adicionalmente, puede ayudar a derretir los antiguos resentimientos que han servido de combustible para alimentar los conflictos civiles, tribales y religiosos”. Y que “la paz duradera no sólo puede garantizarse con el establecimiento de leyes, respaldadas por el poder de aplicación del Estado, sino por un aumento de la conciencia de solidaridad humana universal como una familia, hermanos y hermanas que comparten un patrimonio moral y espiritual común. En definitiva, somos una sola familia bajo Dios”.

(*) Declaración sobre la Familia

La Federación para la Paz Universal (UPF) honra la Resolución de la ONU de celebrar el Día Internacional de la Familia y da las siguientes recomendaciones en esta significativa fecha:

Primero: La Federación para la Paz Universal reconoce que la familia es el microcosmos de la comunidad global. Si el mundo tiene que llegar finalmente a una era en la cual pueda disfrutar de paz sostenible y armonía entre civilizaciones, esa paz tiene que estar fundada sobre esta unidad social básica e íntima de la humanidad. En otras palabras, la familia es el elemento central para construir la sociedad, así como un instrumento para la reconciliación y la paz.

Segundo: La familia es universal. Independientemente de la condición de raza, etnia, nacionalidad y creencia religiosa, todos somos miembros de alguna familia. Más relevante aún, la familia es la escuela del amor y la ética. A través de experiencias en nuestras familias aprendemos a abrazar y a valorar todas las relaciones en nuestra familia humana mayor; con amigos, vecinos, compañeros de trabajo, colegas y extraños.

Tercero: El matrimonio fiel y la familia armónica son la base del desarrollo humano y la institución nuclear para la educación del carácter, la ética, las relaciones sociales y virtudes cívicas. Familias sólidas, saludables y amorosas ayudan a proteger a la sociedad del declive moral de los jóvenes, del incremento de la criminalidad, de las drogas y la corrupción; así como de la diseminación de infecciones como el VIH-SIDA. Adicionalmente, puede ayudar a derretir los antiguos resentimientos que han servido de combustible para alimentar los conflictos civiles, tribales y religiosos.

Cuarto: A lo largo de la historia, la familia se ha adaptado exitosamente al cambio. Ha sobrevivido a revoluciones e imperios y ha prevalecido a pesar de la agitación económica y social de muchas sociedades. Esta adaptabilidad; sin embargo, está siendo amenazada en la actualidad por una amplia gama de situaciones sociales, económicas, culturales y políticas. Hoy es el momento de fortalecer la familia. Restaurar la familia es una forma de abordar la proliferación de los problemas sociales y civiles que asolan al mundo de hoy.

Quinto: La paz duradera no sólo puede garantizarse con el establecimiento de leyes, respaldadas por el poder de aplicación del Estado, sino por un aumento de la conciencia de solidaridad humana universal como una familia, hermanos y hermanas que comparten un patrimonio moral y espiritual común. En definitiva, somos una sola familia bajo Dios.

Por lo tanto, la Federación para la Paz Universal (UPF) resuelve adherir y celebrar el Día Internacional de la Familia establecido por la ONU.

Buenos Aires, jueves 13 de mayo de 2010

 

Lee el discurso del Lic. José Bilbao Richter.