FOLLOW US

FacebookYoutubeLinkedin

International Association of Parliamentarians for Peace

CALENDAR OF EVENTS

August 2017
S M T W T F S
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31 1 2

Intendentes y religiosos plantan olivo por la paz en doble jornada solidaria en Puerto Yeruá

English

Puerto Yeruá, Argentina—Como gesto de compromiso colectivo de solidaridad y paz un grupo de intendentes y religiosos plantaron un olivo en Puerto Yeruá (Departamento Concordia – Entre Ríos), el 30 de abril, promovido por la Red Cooperar y UPF-Argentina junto a la Intendencia local y el Consorcio Intermunicipal Concordia. En la ocasión, autoridades que integran esta entidad asociativa firmaron la Declaración “Compromiso de Solidaridad y Paz”. También recibieron las donaciones de las OSC arribadas de Buenos Aires después de las oraciones de los referentes de distintos tradiciones espirituales al momento del riego del olivo.

Las donaciones tuvieron como principal destinatario al centro de salud local “Enrique Deruder”. Incluyeron instrumental médico, un electrocardiograma, medicamentos e insumos hospitalarios. Hubo oxímetros y estetoscopios con tensiómetro para las salas sanitarias de los municipios de Concordia, Puerto Yeruá, Estancia Grande, La Criolla, Colonia Ayuí y Los Charrúas; y la Junta de Gobierno de Nueva Escocia. Las organizaciones también ofrecieron distintas aportes a la gestión municipal.

El sábado 29 de abril hubo cinco mesas de trabajo conformadas por funcionarios del municipio local y vecinos, y directivos y profesionales de las distintas entidades de la Red Cooperar y UPF-Argentina, cuya delegación estuvo conformada por algunos Embajadores para la Paz y religiosos. Un integrante de la mesa “Cooperación interreligiosa y paz” se inspiró en el lema que identifica a Puerto Yeruá (“Oír el río”), un lugar que invita al descanso y contacto con la naturaleza, y lo reformuló: “Oír el río en nuestros corazones y calmar las aguas con la paz”.

Hermandad y Paz

Alejandro Cevey, Intendente de Puerto Yeruá, hizo la apertura del acto en la plaza central de la localidad ubicada a 436 kilómetros al noreste de Buenos Aires. En sus palabras de bienvenida referenció el encuentro interreligioso-intercultural e interinstitucional de celebración del Bicentenario que tuviera lugar el 12 de julio de 2016 en la histórica Sala de Representantes de la Manzana de las Luces (Buenos Aires) organizada por UPF-Argentina y Red Cooperar, que coordina el Embajador para la Paz Christian Oreb. Allí había solicitado que el olivo regado en la ocasión por religiosos de distintas denominaciones fuera plantado en su pueblo, pedido que se terminó concretando el domingo 30 de abril.

Ukaivbera Gladys Do Nascimento, referente de la Comunidad I’Tu del Pueblo-Nación Charrúa de Entre Ríos, inició el riego del olivo acompañada por Ayelén Paiz, integrantes de la Coordinadora de Comunidades Charrúas de Entre Ríos. Luego repitieron el gesto con su correspondiente invocación el Venerable Senpo Oshiro, Monje Director de la Asociación de Budismo Soto Zen de Argentina Nanzenji – Ciudad de Buenos Aires (Comunidad Budista); y Norma Terzo, en representación del Swami Pareshananda, Director del Ramakrishna Ashrama Argentina - Bella Vista - Provincia de Buenos Aires (Comunidad Hinduista).

Después de las palabras de la referente de pueblos originarios, quien enfatizó la necesidad de recomponer la buena relación con la “madre tierra”, y las elevaciones espirituales de los representantes de tradiciones orientales ofrecieron su invocación Faiza Yahia, de la Comunidad Islámica (Mezquita Al Ahmad) – Ciudad de Buenos Aires; y el Rabino Israel Soriano, de la Jabad Lubavitch Argentina y de la Asociacion Unión Israelita de Concordia (Comunidad Judía), quien llegó acompañado por Marcos Embon – Presidente de la DAIA Concordia.

Luego fue el turno de la Apóstol Alba Contardo, Pastora Misionera del Ministerio Cumbre Mundial de los Milagros – Ciudad de Buenos Aires (Comunidad Cristiana Evangélica); que compartió el riego con líderes locales de las iglesias Jesús Te Ama, Ríos de Vida y Catedral de Milagros. Finalmente completó el emotivo gesto el Presbítero Pedro Todone, Vicario de la Parroquia San Isidro Labrador de Puerto Yeruá, Diócesis de Concordia, por la Comunidad Católica. En sus palabras reafirmó conceptos de quienes lo precedieron, reseñando la importancia de restablecer los vínculos con la Creación, con el Prójimo y con el Creador.

Seguidamente Carlos González, Secretario de Cultura del Municipio de Puerto Yeruá, convocó al escenario a las autoridades del Consorcio InterMunicipal Concordia. Los intendentes Julio Almada (Municipalidad de Colonia Ayuí), Nicolás Passarello (Municipalidad de La Criolla), Daniel Lladós (Municipalidad de Estancia Grande) y Alejandro Cevey (Municipalidad de Puerto Yeruá). A Bernardita Zalisñak, Directora de Gestión Preventiva y de Promoción de la Municipalidad de Concordia en representación del Intendente Enrique Cresto; María Cristina Petelín, vice intendente de la Municipalidad de Los Charrúas; y a Jorge Irigoyen, Presidente de la Junta de Gobierno de Nueva Escocia.

Religiosos y autoridades caminaron juntos unos metros hacia donde se dispuso se plantara el olivo en la plaza central, frente a la Iglesia San Isidro Labrador, encabezados por Christian Oreb y Miguel Werner, quienes llevaban el retoño en sus manos, Coordinador General de la Red Cooperar y Secretario General de UPF-Argentina, respectivamente. El mismo fue colocado en el pozo preparado para la ocasión, rodeado de un cerco de protección, donde cada referente echó un cúmulo de tierra con una pala o con sus propias manos. Un momento emotivo, acompañado por música espiritual, para reafirmar el compromiso colectivo de convivencia pacífica y cuidado mutuo.

Solidaridad y Paz

Una vez vueltos al escenario, los intendentes y autoridades presentes fueron invitados a firmar la Declaración “Compromiso de Solidaridad y Paz”, previa lectura de una referencia de sus 10 puntos por Pablo Olivera Da Silva, Coordinador General Adjunto de la Red Cooperar. Cada firmante se quedó con un ejemplar de la Declaración, la que se espera sea exhibida en algún lugar público de su correspondiente repartición municipal como recordatorio del sentido acto.

Cabe recordar que dicha Declaración surgió de las inquietudes planteadas por algunos de los participantes de la celebración del Bicentenario organizada por UPF-Argentina y la Red Cooperar en la Manzana de las Luces el 12 de julio del año pasado. La misma había sido firmada el 6 de diciembre en la Universidad UdeMM (Buenos Aires), con motivo de la celebración del Día Internacional del Voluntariado.

A continuación, Christian Oreb invitó a directivos y representantes de las distintas entidades que conforman la Red Cooperar para la entrega de las numerosas donaciones. Fueron llamados al frente Pablo Olivera Da Silva, Construyendo Ciudadanía; Rafael Colaso, AAFM; Olga Noman, Cruzada Jujeña de Solidaridad; Enrique Micheli, Asociación Civil Sin Diferencias; Alejandra Durán, Asociación Civil Psyche Terapias Integradoras; Martín Oliva, Agrupación Murguera Impresentables de Flores; y Maximiliano Sereni, Centro Cultural Antonio Devoto. También fueron llamados al escenario Federico Cuesta, Asociación de Cooperadores Escolares Adecoop 17; Carlos Rosenffel, AATA; Martín Scoccimarro, Fundación Almas Doradas; Patricia Blanco, Caminos Fundación Revivir Adictos a la Vida; María Cristina Recasens, Fundación Vértices; Orlando Grelle, Asociación Civil Primera Argentina por la Escuela Pública y la Calidad Educativa; y Diego Minutti, Asociación Ayuda Vecinos de la Boca.

Completaron el grupo Rosetta Conti, Presidente del capítulo argentino de la Federación de Mujeres para la Paz Mundial; y Andres Melgarejo y Juan Maffioli, en representación del Consejo de Paz UPF-Argentina.

Las donaciones incluyeron instrumental médico, que comprendió un electrocardiograma y oxímetros y estetoscopios con tensiómetro para las salas sanitarias de los municipios de Concordia, Puerto Yeruá, Estancia Grande, La Criolla, Colonia Ayuí y Los Charrúas; y la Junta de Gobierno de Nueva Escocia. Además de medicamentos, insumos hospitalarios y aportes a la gestión municipal. La acción solidaria complementó la campaña sanitaria que había llevado a cabo en Puerto Yeruá justo un año atrás la Red Cooperar con sus profesionales y voluntarios cuando las inundaciones golpearon la zona.

“Oír el río en nuestros corazones…”

Durante el encuentro se leyó una nota de Gustavo Bordet, Gobernador de la Provincia de Entre Ríos, y la Declaración de Interés Municipal de la doble jornada solidaria por parte del Municipio de Puerto Yeruá. Amenizaron la soleada mañana dominical integrantes de dos grupos de danzas folklóricas: “Raíces de mi pueblo” y “El Triunfo”. Este último conformado por Dina Cáceres, Tomy Forcado y Leandro Sandoval, recién arribados de Ezeiza, Provincia de Buenos Aires, acompañados por su directora Silvia Olguín, quienes participaran de la celebración del Bicentenario y no quisieron perderse este significativo encuentro.

El escenario lució engalanado con las banderas de ceremonia: Argentina, de Entre Ríos y Puerto Yeruá. En lo alto flamearon en mástiles especialmente dispuestos las tres banderas que se enarbolaran en la celebración del Bicentenario y que suelen identificar y presentar en sus actos distintas organizaciones sociales y movimientos pacifistas: la Bandera Internacional de la Paz, la Universal de la Paz, surgida hace tres décadas precisamente en Entre Ríos, y la que referencia a los pueblos originarios: la Wiphala.

El sábado 29 de abril tuvieron lugar mesas de trabajo entre los profesionales y dirigentes de las diferentes organizaciones de la Red Cooperar y UPF-Argentina junto a funcionarios de los distintos municipios. Alejandro Cevey, Intendente de Puerto Yeruá, y Cielo Petit, Coordinadora de Gabinete del Municipio de Concordia, hicieron la apertura junto con los directivos de las entidades promotoras de la doble jornada.

“Oír el río” es el lema de Puerto Yeruá, un vocablo que remite a los habitantes originarios de estas tierras, donde también tuvieran asiento los jesuitas. Un bello lugar turístico ubicado a orillas del Río Uruguay, a unos 35 kilómetros de Concordia. Un integrante de las cinco mesas de trabajo, la que tuvo como consigna “Cooperación interreligiosa y paz”, reformuló la frase que identifica al pueblo que invita al descanso y contacto con la naturaleza: “Oír el río en nuestros corazones y calmar las aguas con la paz”.