FOLLOW US

FacebookYoutubeLinkedin

International Association of Parliamentarians for Peace

CALENDAR OF EVENTS

June 2019
S M T W T F S
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6

“Compromiso de solidaridad y paz” al iniciar Bicentenario

Fotos

English

Buenos Aires, Argentina—“Compromiso de solidaridad y paz” fue el lema del encuentro intercultural e interreligioso organizado por UPF-Argentina y la Red Cooperar al iniciar nuestra Patria un nuevo siglo tras celebrar su Bicentenario. El acto tuvo lugar el 12 de julio en el histórico Complejo Cultural Manzana de las Luces, de la ciudad de Buenos Aires. Más precisamente en la “Sala de Representantes”, donde sesionaron distintos congresos legislativos.

Durante la celebración se presentaron tres banderas de paz (Internacional, Wiphala y Universal) y una campaña solidaria realizada en abril en el Departamento Concordia (Entre Ríos). Representantes de distintas entidades y religiosos de diferentes denominaciones, quienes efectuaron invocaciones, regaron un olivo con el “compromiso de solidaridad y paz”. Tres números artísticos cerraron la cita: danzas de tango (“Uno”) y folklore (“Pericón”), y “Mundo de paz” interpretado por un coro, además de una chocolatada.

Una grata sorpresa fue la aprobación por aclamación del auditorio de plantar el olivo del encuentro en Puerto Yeruá por sugerencia del Sr. Fabián Cevey, intendente de la localidad de la Provincia de Entre Ríos. Quedó planteada, en tanto, la meta de conseguir instrumental médico para el centro de salud del mencionado pueblo y la Declaración “Compromiso de solidaridad y paz”, que se elaborará en base a las respuestas de inquietudes entregadas en un volante a los participantes.

Un elemento de color dentro del recinto fue la caracterización de personajes históricos con sus atuendos de época, como una forma de homenajear a patriotas como San Martín, Belgrano, Güemes, Juan Bautista Túpac Amaru, Juana Azurduy y Mama Antula, continuadora del legado jesuita tras su expulsión en 1767. También la presencia de representantes de algunas colectividades con sus vestimentas típicas.

 

Banderas de paz

Al cumplir 200 años, los acontecimientos presentes y pasados nos interpelan como República. Necesitamos reencontrarnos y reconocernos en la riqueza de la diversidad de culturas y religiones, para responder a los nuevos desafíos con madurez cívica y compromiso de solidaridad y paz, como protagonistas de la historia, para inaugurar un tricentenario de esperanza, fueron las palabras de apertura leídas por Christian Oreb, Coordinador General de la Red Cooperar, organizadora del encuentro junto con UPF-Argentina.

A continuación se entonó el Himno Nacional argentino y se dio lectura a las adhesiones (1) y a algunas de las numerosas salutaciones de buenos augurios recibidas de Embajadores para la Paz de UPF de diferentes ciudades y referentes de distintas entidades. Entre ellas un sentido mensaje del Prof. Ernesto Kahan, académico y cultor de paz con residencia en Israel, delegado a la ceremonia del Premio Nobel de la Paz 1985 por la Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear (2).

Luego el Prof. Miguel Ángel Brignani, Coordinador del Complejo Cultural Manzana de las Luces, fue quien puso en contexto el histórico recito del encuentro, del cual participaron no sólo referentes y directivos de entidades de la ciudad, sino de otras provincias. Un ámbito donde sesionaron distintos congresos legislativos en diferentes épocas: nacional, provincial y de la ciudad capital de Argentina.

La primera sección del acto fue la presentación de tres banderas de paz, símbolos que trascienden culturas, nacionalidades y religiones. Las mismas fueron enarboladas en un solo mástil, como un signo de confluencia de unidad en la diversidad, como anhelo común de convivencia pacífica. La Bandera Internacional de la Paz fue explicada por María Irene Giurlani, integrante del Círculo de Poetas de Boulogne Sur Mer; la Wiphala, por Rosalía Gutiérrez, Presidenta de la Comunidad de Estudiantes de las Primeras Naciones de América (CEPNA); y la Bandera Universal de la Paz, por Eduardo Borri y Jackeline Giusti, Coordinadores del Movimiento Pacis Nuntii, recién arribados de Santa Fe para la celebración (3).

 

Gestos de compromiso

La paz resulta una utopía sin solidaridad con quienes sufren o están afectados por carencias. Para enfatizar este componente y seguir desarrollando esta conciencia se presentó un breve video de la campaña sanitaria que hizo un equipo de la Red Cooperar en abril en la población de Puerto Yeruá (Entre Ríos) y con residentes de los centros de evacuados de la ciudad de Concordia. Como una forma de reafirmar este compromiso se entregó al intendente del pueblo, Sr. Fabián Cevey, un oximetro y un estetoscopio cardíaco. Instrumental para el centro de salud de la mencionada localidad cabecera de otras ciudades vecinas con similares necesidades. Los elementos fueron entregados por directivos de la Red Cooperar, que reúne a 15 Organizaciones de la Sociedad Civil. Cevey se mostró emocionado y agradecido por la labor, la donación y la posibilidad de proveer un desfibrilador, un audiómetro y un electrocardiograma con impresión de resultado. En el momento el Sr. Franco Scoccimarro, Élder de la Iglesia Mormona y Presidente de la Fundación Almas Doradas, se comprometió públicamente a donar uno de esos equipos médicos.

Los demás integrantes de la Red Cooperar presentes para la entrega de la donación fueron el Dr. Valentín Thompson, Presidente y Fundador del Espacio Ciudadano Ágora Americana; la Lic. Alejandra Durán, Presidenta y Fundadora de la Asociación Civil Psyche Terapias Integradoras; el Lic. Pablo Olivera Da Silva, Presidente y Fundador de la Asociación Civil Construyendo Ciudadanía y Coordinador General Adjunto de la Red Cooperar; el Lic. Enrique Michelli, Presidente y Fundador de la Asociación Civil Sin Diferencias; el Sr. Martín Oliva, Titular de la Asociación Murga de Flores; la Srta. Daiana Wade, Directivo de la Fundación Revivir Adictos a la Vida; el Sr. Carlos A. Rosenffel, representante de la Red de la Asociación Argentina de Tenis Adaptado (AATA); y el Sr. Christian Hernán Oreb, Coordinador General de la Red Cooperar. En tanto, el poeta Donato Perrone participó de este gesto en representación del Consejo de Paz de UPF-Argentina (*).

A continuación vino el riego del olivo, gesto de compromiso colectivo de cuidado de la vida, de solidaridad y paz. Cumplieron con el mismo la Sra. Silvia Carranza, Presidenta de CILSA; el Sr. Héctor Pibernus, del Equipo Coordinador del Consejo de Paz de la República Argentina; la Sra. Patricia Pitaluga, Presidente de la Asociación Civil Acercando Naciones; la Dra. Sofía Pallitto, Titular de la Unidad de Enlace del Consejo de Seguridad y Prevención del Delito, Ministerio de Justicia y Seguridad del Gobierno de la CABA; y el periodista Osvaldo García Napo, Director de Radio “El Ascensor”, de dilatada trayectoria en los medios, en la promoción de la cultura y la ecología.

Norma Terzo, del Hogar Espiritual de Ramakrishna, de la Orden Ramakrishna en Argentina, inició las oraciones interreligiosas por la comunidad hinduista; seguido por el Venerable Senpo Oshiro, Monje Director de la Asociación de Budismo Soto Zen de Argentina Nanzenji, por el budismo. Luego continuaron Graciela Grynberg, Rabina de la comunidad Bet Israel, por el judaísmo; y Faiza Yahia, de la comunidad islámica. Y concluyeron por el cristianismo evangélico el Pastor David Calvo, de la Iglesia Evangélica Luterana Unida; y por el catolicismo Fray Jorge Bender, Guardián del Convento de San Francisco de Asís, quien terminó con la conocida oración atribuida al “Santo de Asís”: “Hazme instrumento de tu paz”.

 

Historia, arte y “Mundo de paz”

El último vaso de riego, el número 12, estuvo a cargo de un niño, invitado desde el auditorio a compartir este gesto de compromiso y esperanza, al iniciar un nuevo siglo nuestra Patria. Antes de comenzar la sección del olivo se había llamado al escenario a personajes históricos caracterizados con sus atuendos de época. Una forma de hacer presente y homenajear a figuras como las de José de San Martín (1778-1850), Manuel Belgrano (1770-1820), Martín Miguel de Güemes (1785-1821) y Juan Bautista Túpac Amaru (1747-1827), quien fuera propuesto por Belgrano al trono de las Provincias Unidas de Sudamérica en el Congreso de Tucumán que declarara la independencia de Argentina el 9 de julio de 1816. También a Juana Azurduy (1780-1862) y a María Antonia de Paz, más conocida como Mama Antula (1730-1799), que algunos consideran “madre espiritual de la República Argentina”, continuadora del legado jesuita tras su expulsión en 1767, que será beatificada por el Papa Francisco en agosto en una ceremonia que tendrá lugar en Santiago del Estero. También engalanaron el histórico recinto invitados con ropas típicas de sus correspondientes colectividades, entre las que se destacaron cuatro jóvenes japonesas vestidas con kimono.

El cierre fue con danzas, como una forma más de subrayar la importancia de lo colectivo para la construcción de la paz.El arte es la expresión del espíritu y del corazón humano, del amor, que se enfatizó durante la velada, amalgama indispensable para el encuentro en la diversidad de culturas, etnias y religiones. “Uno” fue el tango interpretado por Carolina Signorelli y Marcos Carabajal, Directores de Amalgama Tango. El “Pericón”, una danza folclórica con raigambre en varios países de Sudamérica, fue bailado, con ciertos momentos risueños, por 10 parejas del estudio de danzas nativas “El Triunfo” de Ezeiza (Provincia de Buenos Aires). Con la dirección de la Prof. Silvia Olguín, que recibió la colaboración para la ocasión del bailarín José Robles. El broche de una celebración intensa y variada fue el coro de la agrupación juvenil CARP, que cantó un tema con un mensaje y anhelo claro: “Mundo de paz”.

Antes de la chocolatada hubo agradecimientos a todos los que brindaron su apoyo y colaboración para la realización de este encuentro, participantes, directivos y representantes de organizaciones, a integrantes de la Red Cooperar y del Consejo de Paz de UPF-Argentina. En tanto, Miguel Werner, Secretario General de UPF-Argentina, compartió una reflexión del fundador de UPF, en línea con todo lo compartido: “Necesitamos un movimiento para realizar una sociedad de interdependencia, prosperidad mutua y valores universalmente compartidos. Necesitamos hacer de la humanidad una gran familia derribando las barreras en nuestros corazones e incluso las fronteras entre las naciones. Este movimiento empieza desde cada familia” (Mensaje de Paz, 23-02-2007).

 

Declaración al iniciar Tricentenario

El olivo regado con buenas intensiones, palabras y oraciones de una amplia diversidad interinstitucional, intercultural, interreligiosa se plantará antes de fin de año en Puerto Yeruá. Fue a propósito de una propuesta que hizo el intendente de esta localidad del Departamento Concordia (Entre Ríos), Sr. Fabián Cevey, que fue acogida y aprobada por aclamación al ser puesta a consideración del público. Queda pendiente la meta de conseguir un desfibrilador, un audiómetro y un electrocardiograma con impresión de resultado para el citado pueblo entrerriano, próximo a otras cinco ciudades con similares carencias.

También la Declaración “Compromiso de solidaridad y paz” que se elaborará en base a las respuestas que se recibirán de las inquietudes planteadas en un volante entregado a los participantes:

  1. ¿Somos libres hoy? ¿De qué o de quién debemos liberarnos hoy? ¿Cómo podemos ser más libres? ¿Qué entendemos por cooperación y complementariedad?
  2. ¿Cuál es nuestra identidad como individuos y cómo nación? Ante el quiebre que vivimos, con desencantos y desconciertos de alumbrar una nueva era ¿De dónde viene nuestra dignidad? ¿Sólo de consensos y leyes?
  3. ¿Cómo sanar las heridas del pasado? ¿Cómo reconocernos parte de un pueblo cuya suerte está irremediablemente entrelazada? ¿Cómo construir un presente y futuro juntos?
  4. ¿Independencia o interdependencia? ¿Cómo lograr un desarrollo integral y un progreso compartido? ¿Cómo relacionarnos mejor en este mundo globalizado?
  5. ¿Cuál es mi autocrítica como ciudadano? ¿Cuál es mi compromiso para superar las contradicciones, construir el bien común, la fraternidad y la paz en nuestro hogar planetario?

Se agradece respuestas a estas inquietudes:

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it., This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

 

(*) Completan las OSC de la Red Cooperar, que no pudieron estar presentes por distintas razones, el Club de Leones de Buenos Aires, el Centro Cultural Antonio Devoto, la Asociación Civil Manzi, la Asociación de Cooperadores Escolares Adeccop 17°, la Asociación Argentina de Fútbol de Mesa, la Cruzada Jujeña de Solidaridad y el Centro Cultural Murga Los Amos de Devoto.


(1) Adhesiones

Unión Mundial de Escritores por la Cultura, la Ecología y la Paz - UMECEP
Escritora Enriqueta de la Encarnación Blass - Fundadora y Presidente Ejecutiva

Fundación FEPAIS
Directora Ejecutiva Laura Rolla - Presidente Marta Lescano - Cofundador Ernesto Chervin

Movimiento Pacis Nuntii
Coordinadores Eduardo Borri – Jackeline Giusti

Talleres “Arte y algo más” / Arte por un mundo en paz
Marta Liliana Formichella de Ranieri

Casa de África en Argentina
Presidente Irene Ortiz Teixeira

Escuela Argentina de Yoga y Ayurveda
Director Prof. Isidro Fernández

Asociación Sanmartiniana del Partido de General San Martín / Casa Universitaria del Partido de General San Martín / Museo de Artes Plásticas del Partido de General San Martín
Presidente Prof. Pina Poggi

Circulo de Poetas de la Ciudad de Boulogne Sur Mer
Presidente María de los Ángeles Durante

Instituto de la Democracia y Elecciones (IDEMOE)
Directora Ejecutiva Dra. Silvana Yazbek

Programa radial “Quién le responde al pueblo”
Conductora Dora Álvarez (Yaya)

Foro Permanente para la Educación, la Ciencia y la Cultura por la Paz (FOPAZ)
Presidente Olga Salvador de Bermúdez - Secretaria María Isabel Bo de Palmero

Acercando Naciones Asociación Civil
Presidente Patricia Pitaluga

“Confiando que al sumar esfuerzos, voluntades e intenciones podremos contribuir al acrecentamiento de la paz en el mundo”.


(2) Mensajes Congratulatorios

Queridos amigos:

En oportunidad del encuentro cultural-interreligioso-artístico que tendrá lugar el martes 12 de julio, a las 18.30 horas, en la “Sala de Representantes” bajo el lema “COMPROMISO DE SOLIDARIDAD Y PAZ”, quiero saludarlos muy fraternalmente y desearles el mayor de los éxitos.

Se imaginan que me hubiera gustado poder estar con Ustedes para abrazarlos uno a uno y participar en este importante Encuentro que involucra mi personal compromiso.

El mundo y nuestros países de América Latina están pasando por una crisis económica y social de enormes magnitudes que generan frustración, violencia y pesimismo. Esos son los momentos en los que la reserva intelectual de los pueblos tiene que actuar para inyectar la llama necesaria que ilumine el camino del progreso en salud, libertad y justicia.

Soy un ferviente trabajador por la paz y la tolerancia universal. ¡Es un largo camino que sólo se construye por medio del trabajo fecundo y con alianzas socio-políticas!

Estoy seguro que nuestro compromiso común de trabajar con la ciencia y el corazón por un mundo más humano y justo, menos violento y más saludable y por la protección del ambiente y cuidado de la naturaleza, también los guiará durante el desarrollo del Encuentro. Ustedes, el fruto de la semilla Americana sembrada por los libertadores y los intelectuales de la ilustración y en días de la celebración de los 200 años de la República Argentina, son esa reserva. El mundo confía en vosotros.

De mi libro ANTE REQUIEM

Libre sea / el pueblo y el hombre / de su violencia en la Tierra

Libre sea / el hombre del lazo del cazador / de la inequidad por su oro / de la muerte de la intoxicada hierba

Libre sea / De la miseria de los hombres - de su guerra

Prof. Emérito Dr. Ernesto Kahan
Facultad de Medicina – Universidad de Tel Aviv – Israel / Académico de honor – Academia Internacional Ciencias, Tecnología, Educación y Humanidades (AICTEH) – España / Académico de honor – Real Academia Europea de Doctores
Presidente Israel de la Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear (IPPNW) y delegado de la entidad a la ceremonia del Premio Nobel de la Paz 1985
Vicepresidente 1° de la Academia Mundial de Arte y Cultura - Congreso Mundial de Poetas (UNESCO) / Vicepresidente del Foro Internacional para la Literatura y la Cultura de Paz (IFLAC) / Fundador y presidente del World Wide Peace Organization (WWPO)
Premio Schweitzer de la Paz “Por su valiente acción por la paz en Medio Oriente”

 

LO QUE BUSCO Y NO ENCUENTRO...
LO QUE ENCUENTRO Y OLVIDO...

Al pasar de los días, al correr de los años, si nos detenemos a meditar y hacer de la contemplación “UN MOMENTO CON DIOS”, podremos, seguramente, buscar, encontrar y ponernos en marcha, camino del compromiso solidario, que nos lleve a “UNA PAZ REAL Y DURADERA…”

Cuanto más difícil he intrincado sea el camino, DIOS multiplicará nuestras fuerzas… Hemos sido creados por AMOR, y a ese amor debemos defender...

Hoy una gran parte de nuestros hermanos “la apostasía ha suplantado a los derechos y deberes aprehendidos desde lo profético y humano “DE LA VIDA, EN LOS LIBROS SAGRADOS…”

Todos estos libros pueden disentir en las formas, pero el eje real “ES EL BIEN COMUN”, que los profetas han llevado a cabo, en nombre “del SEÑOR de los CIELOS…”

Hermanos, mírense a los ojos y encontrarán en ellos lo que están buscando, abrácense en el nombre del Padre, porque “ÉL LOS ESTÁ ESPERANDO…”

Muchos de los líderes políticos y religiosos, debilitados en su fe, han caído “EN EL PREVARICATO CRUEL” de proponer leyes engañosas para su propio beneficio… Ustedes, como profetas de este tiempo, “deben recuperar la fe, que hacen del alma un camino nuevo, que cambie la guerra, por la “FRATERNIDAD DEL ESPÍRITU, EN LA RAZÓN DEL AMOR…”

Los saludo en el ALTISIMO.

Escritor Hugo López Pénelas
Embajador para la Paz de UPF-Argentina
9 de julio de 2016.


(3) Banderas de Paz

Bandera Internacional de la Paz

La Bandera Internacional de la Paz es un Símbolo Universal. Representa la Unidad en la diversidad, en pos de un mundo mejor, auspiciando el respeto a todas las creencias.

El ilustre y multifacético Nicolás Konstantín Roerich, quien fuera postulado para el Premio Nobel de la Paz, la creó en 1920 rescatando un logo que, como arqueólogo y recorriendo el mundo, encontró en diferentes culturas y religiones. Dicho logo aparece en la historia de la humanidad en el período paleolítico, hace unos nueve mil años. Está conformado por tres esferas en color magenta: Arte, Ciencia y Espiritualidad, expresiones de la Humanidad integradas en el círculo de la Cultura, sobre el fondo blanco que simboliza la Verdad.

También dichas esferas admiten otras interpretaciones, entre otras: Pasado, Presente y Futuro, integradas en el círculo de la eternidad; o bien Cuerpo, Mente y Espíritu, integradas en el círculo de nuestra Humanidad.

Esta Bandera fue aceptada formalmente en el Acuerdo Roerich de la Paz, firmado en la Casa Blanca en Washington por 21 países de América, entre ellos Argentina, el 15 de abril de 1935. Entre los firmantes se encuentran los Estados Unidos, del que era Presidente Franklin Roosevelt, y México, cuyo mandatario era el General Lázaro Cárdenas. En 1937 el Pacto Roerich fue ratificado por todos los países que integraban la Liga de las Naciones, precursora de las Naciones Unidas, y en 1957 fue aceptada por 77 países.

Hoy, en tiempos tan decisivos y problemáticos para la Humanidad y nuestro Planeta, el Pacto Roerich habla a nuestras conciencias, instándolas a vivir valorando la riqueza de la Unidad en la Diversidad y avanzar hermanados y en armonía hacia un mundo de Paz, sustentable y sostenible.

Esta Bandera no hiere intereses de ninguna clase. Ella está al servicio del espíritu creador, en pos de la Unidad y la Paz Universal.

Es pertinente aclarar que la Bandera Internacional de la Paz no representa ninguna ideología, política, credo o religión. Aboga por la integridad humana, como así también la integración de las expresiones culturales.

Solemos quejarnos de nuestro mundo, de nuestra cultura. Y ¿qué es la cultura? Cultura es lo que cultivamos entre todos. Un mundo mejor es posible y está en nuestras manos.

¡Avancemos abrazados con Esperanza y elevemos juntos el vuelo de nuestra Libertad!

María Irene Giurlani 
Circulo de Poetas de la Ciudad de Boulogne-sur-Mer

 

Wiphala

La palabra Wiphala se forma etimológicamente a partir de Wiphay, voz de triunfo, y laphaqi, entendido como el fluir en el viento de un objeto flexible. Ambas palabras provienen de la lengua aymara. Se cree que fue creada hace más de 1000 años, aunque algunas fuentes señalan la posibilidad de que su creación date de hace más de 2000 años.

La Wiphala tiene cuatro lados y siete colores distribuidos en 49 cuadraditos, de igual proporción, que significa la IGUALDAD en la diversidad de los Pueblos. La formación de los siete colores del Arco Iris es el reflejo cósmico que representa la Unidad e Igualdad de organización y armonía de la Comunidad.

La línea diagonal de la Wiphala, la unión de los espacios, es el símbolo de la oposición complementaria, expresada en la fuerza Dual y la armonía de la naturaleza.

La Wiphala es la representación de la filosofía andina, el calendario cósmico, porque simboliza la doctrina del Pachakama (orden Universal) y la Pachamama (Madre Tierra), que forman el espacio, el tiempo, la energía y el planeta.

Desde un comienzo fue un emblema del pueblo aymara-qhishwa y esta fuertemente ligada a los Pueblos Andinos, pero hoy muchos Pueblos Indígenas la han tomado como un símbolo de Paz y entendimiento entre diversas culturas.

Hoy nuestra Wiphala representa los sueños de nuestros ancestros, la voz de la Madre Tierra, puesto en los diversos colores y distribuidos en cuadrados iguales, que nos motiva a trabajar por la Paz y el Medio Ambiente, hermanados en la reciprocidad.

Rosalía Gutiérrez 
Presidenta de la Comunidad de Estudiantes de las Primeras Naciones de América (CEPNA)

 

Bandera Universal de la Paz

La Bandera Universal de la Paz, inspirada en el cielo de la ciudad de Paraná (Entre Ríos Argentina), fue creada por los jóvenes de la expedición de canotaje “Pacis Nuntii” que uniera Brasilia con Buenos Aires (5.400 Km.) en el Año Internacional de la Juventud (1985). Desde entonces la misma llegó a los lugares más recónditos del planeta, desde la Base Antártica Marambio, el continente blanco de la paz, hasta las cumbres del Aconcagua y el Everest. Fue entregada a las más diversas instituciones y personalidades del mundo, como el propio Juan Pablo II, durante la Misa de Ramos del 12 de abril de 1987.

La Bandera Universal de la Paz nace evocando y atrayendo la paz. En su enfoque, mensaje y convocatoria es un símbolo de interpretación directa. Es decir, no necesita explicación, pues el observador la identifica como un pabellón que expresa la universalidad de la Paz.

Los elementos de la Bandera Universal de la Paz conjugan el ideal de la convivencia pacífica entre pueblos y culturas. Sobresale como imagen central una paloma blanca, símbolo internacional de paz. La misma abraza con sus alas en vuelo al planeta tierra, sin marcas de fronteras de países o continentes, donde aparece representada la familia humana de color dorado bajo una luz del mismo tenor, trascendiendo nacionalidades, religiones y etnias. También remite a la presencia divina en el amplio universo estelar celeste, que inspira devoción y paz. El ramo de olivo en su pico es reconocido por distintas tradiciones espirituales como signo de vida y esperanza.

La Bandera Universal de la Paz no fue engendrada en campos de batallas del hombre contra el hombre. Desde su creación inicia una trayectoria de significativa pureza Simbólica. Emerge desde Argentina, el cono de vida que sostiene las tres Américas, impulsada a puro remo navegando sobre las aguas de la cuenca del plata que nutren la vida de los pueblos, enraíza culturas y hermanan etnias, da cuenta de la originalidad idiosincrática que la torna un símbolo propia y auténticamente inclusivo.

El hombre, como ser simbólico, ha trascendido el sistema solar. La bandera Universal de la Paz es coherente con esta realidad. Es un símbolo de inclusión en el cual claramente se identifica la humanidad y la Institucionalidad de la misma, en armonía con los reinos y el universo que constituyen la realidad en la que vivimos.

La Bandera Universal de la Paz fue inspirada en el cielo argentino en el anochecer del sábado 8 de septiembre de 1984, mientras se dirigían a la sede de la Asociación de Astronomía. Precisamente al cruzar la plaza Alvear de Paraná, jóvenes expedicionarios visualizan: “dos nubes, blancas y brillantes, con forma de alas, impulsadas por la brisa del sur, se unieron, abrazando por instantes la luna llena. Dos planetas y las estrellas de la vía láctea completaban la imagen. Vieron y sintieron que la bandera se reflejaba en el cielo y emocionados, comentaron luego a sus compañeros la vivencia, decidieron cerrar el concurso y aceptar por unanimidad el diseño que el cielo había ratificado. Así nació la Bandera Universal de la Paz. Símbolo de una nueva era, promovida por el Movimiento “Pacis Nuntii”, creado en 1986 como una iniciativa de Eduardo Alberto Borri, capitán de la expedición que uniera Brasil y Argentina en 1985. El Movimiento “Pacis Nuntii”, que significa “mensajeros de paz” en latín, busca rescatar los valores pregonados por aquella excursión acuática y difundir la Bandera. Su objetivo prioritario es trasmitir “Paz, amor y confraternidad”.

Eduardo Borri / Jackeline Giusti 
Coordinadores del Movimiento Pacis Nuntii