FOLLOW US

FacebookYoutubeLinkedin

International Association of Parliamentarians for Peace

CALENDAR OF EVENTS

April 2019
S M T W T F S
31 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 1 2 3 4

UPF Argentina reconocida en Congreso internacional

English

La UPF Argentina fue reconocida por su labor en el Segundo Congreso Internacional Ecológico Literario: “Por la paz y el equilibrio natural”, que se llevó a cabo en abril en Pehuajó, Provincia de Buenos Aires, y reunió a poetas, escritores, artistas, instituciones ecologistas, culturales y pacifistas de distintas provincias del país y de Brasil, Bolivia, Colombia, Perú e Israel. Fue en la apertura del encuentro, el 15 de abril, en el Salón Blanco del Municipio bonaerense, signado por la cultura, ubicado al noroeste provincial y a unos 365 kilómetros de la capital argentina. Las distinciones fueron del reconocido Programa ecológico-literario “Y volverán a ser árboles”, que dirigen Amalia Daibes y Esteban Fauret, organizadores del Congreso, y de Gaetano Brancati Luigi, inspirador del Marco de Paz, un símbolo de la cultura de paz global que se inauguró en la ocasión en Pehuajó, el segundo en Argentina y el 20° en el mundo.

Valores para la paz

El emotivo acto de apertura, que contó con la presencia de autoridades y una sección de oraciones y reflexiones interreligiosas (*), inauguró un Marco de Paz, el segundo en Argentina y el 20° en el mundo, con la presencia de dos personalidades internacionales: Gaetano Brancati Luigi, un italiano que logra sobrevivir con su familia de la Segunda Guerra Mundial, inspirador de este símbolo y candidato al Premio Nobel de la Paz 2015; y el Prof. Ernesto Kahan, médico argentino residente en Israel, académico y escritor con variados reconocimientos, quien fuera delegado a la recepción del Premio Nobel de la Paz en 1985 por la Asociación Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear (IPPNW), cuyo Congreso tuvo como propósito homenajear su labor por la paz y la cultura. La IPPNW fue fundada en 1980 por los doctores Bernard Lown (EEUU) y Evgueni Chazov (Rusia) junto a médicos y entes sanitarios de sus respectivos países para la prevención de una conflagración nuclear y la abolición de estas armas en los dramáticos tiempos de la “guerra fría”.

Ligui llegó acompañado desde Brasil por Joao Bico, Embajador del Marco de Paz y Vicepresidente de la Asociación Comercial de Sao Pablo, una entidad con más de 120 años de historia que desarrolla una variedad de actividades, que patrocina esta noble causa que lleva por lema: “¡Unidos por la paz, sirviendo con amor!”. El Marco instalado en la Plazoleta del Lector simboliza la fraternidad entre los pueblos, y la paloma y campana que lleva el arco en su cúspide anuncia el pasaje a un nuevo tiempo: la construcción de una cultura de paz con la música de la cooperación. El primero fue inaugurado en la Navidad de 2000 en el “Pateo do Collegio”, sito de la fundación de la ciudad de San Pablo, y luego este símbolo de paz se estableció en ciudades de Brasil, Argentina, México, Italia, Uruguay y China; mientras se proyectan en pueblos de los cinco continentes.

Durante el desarrollo del Congreso hubo una variada gama de expositores que engalanaron cada jornada con su conocimiento y calidez, entre ellos, Ernesto Kahan, Antonio Brailovsky, Horacio Neme, Susana Roberts, René Aguilera Fierro, Clarice Panitz, Carlos Boaglio, Ana Unhold, Edgardo Palacios, Luis Holgado, Ana Parlamento, María Ragozza, Rubén Pasino, Graciela Nasif, Roberto Jesús Martínez, Patricio Vicente, William Otto Gómez Gutiérrez, Luis Jaime, Elías Galati, Enriqueta de la Encarnación Blass, Andrea Vega, Carina Ianni, María Luisa Falcone, Susana Moreno, Gustavo Romero Borri, Mirtha Gaitán, José González, Liliana Farah, Fernanda Lambri, Alicia Alastra, Rogelio Marini, Marta Toro, Graciela Lerici, Cristian Cayupan, Darcy Tortonese, Natacha Mel, Marisa Kleiber, Rubén Lettieri, Nelva Ciarmela, Marga Mangione, Elizabeth Fogwill, María Marta Vicente, Néstor Farini, Elena Gardes y Zulli Olga Cometto.

También hicieron su aporte Ayda Arcos, Gloria Marini, Humberto Coria, Rubén Pérez, Gastón Alcácer, Jorge Giangrossi, Julia Ledesma, María Andrea García, Liliana Bonato, Alicia Salazar, Graciela Agostinelli, Enrique Fernández, René Dufour, Ana María Daviou, Nelly Garay, Haydée Podestá, Rubén Nápoli, Silvia Negrello, Violeta Cerceau, Gabriel Espeleta, Marta Patti, Juan Abrejú, Paula Sosa, Antonella Moyano, Yamila Muñoz, César Lombardo, Lucinda Piona, Silvia Aveldaño, Silvina Biott, Raúl García y Graciela Vitángeli. Miguel Werner, Secretario General de UPF Argentina, presentó “Identidades y valores para la paz”: Cooperación internacional, interreligiosa e intercultural; haciendo un abordaje sobre las perspectivas para la seguridad, la gobernabilidad y el desarrollo sustentable.

Entre las entidades, se hicieron presentes el Círculo Literario Emma R. de Jonas de Henderson, Café Literario de Carlos Casares, Círculo de Escritores de General Viamonte, Centro Ramakrishna de Pehuajó y Papelnonos Bragado. Este último un grupo de unos 40 abuelos que pusieron música y alegría a la jornada inaugural y al día de cierre, que además aprovecharon la oportunidad para visitar a sus pares del Hogar Inchauspe, donde compartieron una merienda.

Cultura de paz

El Congreso fue un ejemplo concreto de confluencia de propuestas ecológicas, expresiones artísticas y culturales bajo el noble propósito de la paz, abrazados por el espíritu generoso y fraternal de los organizadores Amalia Daibes y Esteban Fauret, Embajadores para la Paz, quienes conducen el reconocido Programa ecológico-literario “Y volverán a ser árboles”, declarado de Interés Cultural por la Secretaría de Cultura de Presidencia de la Nación, de Interés por la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, de Interés Provincial y Cultural por el Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires y de Interés Municipal por la Municipalidad de Pehuajo. Además de ser premiado por variadas entidades por su auspiciosa tarea ecológica-literaria que promueve la plantación de un árbol cada vez que un escritor edita un libro, fruto de la naturaleza.

La inauguración del Congreso se hizo cuando se cumplía el 80° aniversario del Pacto Roerich, un tratado sobre la protección de instituciones culturales y científicas como tema prioritario sobre cualquier pretensión militar. El símbolo de este compromiso es la Bandera de la Paz, un paño blanco que dispone un círculo rojo-magenta que contiene tres esferas sólidas del mismo color, que dio lugar a un movimiento global que propicia la paz a través de la cultura. Una ocasión por demás auspiciosa para los objetivos trazados por los organizadores del Congreso: “Resignificar a través del lenguaje literario los valores universales para propiciar el cambio de ideas y acciones en resguardo del planeta por la deforestación; potenciar a través del encuentro de diferentes culturas y manifestaciones del arte, la unión que genere y proyecte nuevas alternativas de soluciones, inherentes a los problemas ambientales; y promover espacios de proyección y aplicación del Programa después de su lanzamiento en el lugar que fuere”.

Durante las distintas jornadas hubo conferencias y paneles, se presentaron libros, obras artísticas, proyectos ecológicos y culturales, iniciativas de los pueblos originarios y se realizó una plantación de árboles en el llamado Paseo de las Letras, donde se repusieron algunas especies dañadas, lectura de poemas mediante. También se hizo entrega de la Bandera Universal de la Paz, inspirada en los cielos de Paraná (Entre Ríos) en el Año Internacional de la Juventud de 1985, que promueve el Movimiento Pacis Nuntii. La recibieron gustosos los organizadores Amalia Daibes y Esteban Fauret, al homenajeado Prof. Ernesto Kahan y a la escritora Susana Roberts. Y en días intensos de reflexión y puesta en común de compromisos pacíficos concretos no podía faltar la presentación de la Declaración de Fuji, una confluencia hacia la paz desde una diversidad de campos, conciencia y masa crítica global para el cambio lanzada en un pueblo donde se conjuga naturaleza y cultura. Pehuajó significa “Estero profundo” en la lengua de los guaraníes, que alude a una característica de su geografía, cuyas calles y plazas llevan el nombre de poetas y escritores, que parecen haber signado a esta pujante comunidad desde su cimiente.

(*) La poesía fue una de las expresiones culturales abanderadas del Congreso. A continuación el poema compartido por la Pastora Alba Rosa Contardo, Embajadora para la Paz, durante la sección interreligiosa del acto inaugural.

SI HABLAS DE LA PAZ

Si hablas de la paz y no encuentras,
ni sosiego, ni calma, ni lograrla,
si hablas de la paz y no enciendes,
el fuego universal de la palabra.

Si hablas de la paz, en tus silencios,
no te atreves ni siquiera a nombrarla,
comprende que la paz, es la manera,
de encontrar en el amor, la mejor arma.

Sin paz el universo se termina,
no florece la rosa en las mañanas,
no canta el ruiseñor con alegría,
y el cielo es un azul, que se desangra.

Busquemos la paz, su medicina,
aquieta las aguas mas amargas,
y diluye en tonos cristalinos,
los odios, los celos, las venganzas.

Si hablamos de la paz, sin conocerla,
sin saber hasta que punto mata,
por lograrla, a veces, crea guerras,
y en otras, no podemos alcanzarla.

Pero existe una paz, como regalo,
es la paz que viene desde el alma,
es la paz de Dios, que no entendemos,
y nos lleva a vivir, con esperanza.

Si hablas de la paz, enciende el fuego,
del eco milagroso en la palabra,
la paz, no solo es símbolo de gloria,
es caminar en fe, en la batalla.

Yo creo en la paz, que es un tesoro,
que suele esconderse y aún la hallas,
es una bandera, cuya esencia,
se nutre del amor, y allí se instala.

MENCIÓN ESPECIAL en V Concurso Poético Internacional “El amor universal como camino hacia la paz”, organizado por UPF Argentina en adhesión al Día Internacional de la Paz 2013. La autora, Alba Rosa Contardo (San Martín – Provincia de Buenos Aires), es docente y Licenciada en Administración de Empresas, madre de dos hijas, seis nietos y cuatro bisnietos. En 1994 comenzó “una nueva vida” al convertirse al cristianismo, siendo ungida Apóstol en el 2005. Realizó campañas de evangelización en Venezuela, Colombia, EEUU y distintas provincias de Argentina. Hizo viajes misioneros a Perú, Costa Rica, Bolivia, Uruguay, Paraguay y Chile. Lidera como pastora el grupo misionero “Los colores de Dios” y recientemente publicó su primer libro de poesía.