FOLLOW US

FacebookYoutubeLinkedin

International Association of Parliamentarians for Peace

CALENDAR OF EVENTS

July 2019
S M T W T F S
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3

Celebración en Buenos Aires del Día Internacional de la Amistad

English

Buenos Aires, Argentina - “El espíritu humano puede ser mucho más fuerte”, expresa un extracto del mensaje del Día Internacional de la Amistad 2014 de la ONU, muy a tono con el sentido que le imprimió UPF Argentina a la celebración del 30 de julio en su sede en Buenos Aires, donde reconoció a 11 referentes de distintos ámbitos como Embajadores para la Paz. Una iniciativa de larga data que recobra gran significado en el actual panorama de crisis y conflictos a granel que afectan a sociedades y pueblos en este mundo globalizado.

El emotivo encuentro inició con la proyección del video "El mundo en un punto de transición: Una visión global para el liderazgo y el buen gobierno", que contextualiza el surgimiento de la iniciativa, que tomara gran impulso y sentido tras el atentado terrorista a las torres gemelas en el 2001, en lo que se llamara “choque de civilizaciones”. Al final de los nombramientos se hizo un minuto de silencio por todas las víctimas de la violencia y cada uno elevó una súplica o pensamiento en su respectiva tradición o creencia por la paz. Una forma de renovar el compromiso por la convivencia pacífica.

Carlos Laluf-Edith Paredes, Esteban Fauret-Amalia Daibes, Pedro Pacheco-María Calcagno, Martha Candioti, Alicia Berini, Alba Contardo, Graciela Licciardi y Juan Romero fueron reconocidos como Embajadores para la Paz. Todos ellos con una vasta trayectoria de trabajo en distintas causas, en áreas que tienen que ver con la educación, la cultura, la espiritualidad, la ecología, la solidaridad, el servicio, la paz. Palabras de gratitud y emoción se mezclaron tras recibir el diploma y un prendedor de UPF puesto por uno de sus colegas. Previamente, cada candidato vertía un vaso de agua a un recipiente común, como símbolo de unidad en la diversidad, de compromiso y tarea compartida por la vida y por la paz.

Las palabras alusivas estuvieron a cargo de Carlos Varga, Director del Movimiento de Unificación en Argentina, quien resaltó como valores en un Embajador la convicción en ideales que trascienden, el construir vínculos de amistad, “el jugarse por el otro” y dedicarle tiempo, la espiritualidad, la responsabilidad y “hacer las cosas con el corazón”. Al principio se compartió el mensaje de la ONU para la fecha, leído por Donato Perrone, integrante del Consejo de Paz de la UPF. En el cierre el director de teatro independiente Nilio Armas recitó la “Oda a la alegría”, de Federico Schiller, en una jornada intensa de sentimientos de fraternidad.

El buen ambiente hizo sumar espontáneamente a la sección artística al flamante Embajador Esteban Fauret y a la escritora Nélida Pessagno, vicepresidente de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE), con sendas declamaciones de poemas de su autoría. La confraternización continuó luego en el refrigerio honrando el motivo del encuentro, celebrar la amistad, no sólo interpersonal, sino entre pueblos y culturas. Para la ocasión se recibieron distintas salutaciones y la adhesión del Foro Permanente para la Educación, la Ciencia y la Cultura por la Paz; y el Hogar San José de la Asociación Mensajeros de la Paz de Argentina.

La ONU (Resolución A/65/L.72) propuso en abril del 2011 se celebre cada 30 de julio el Día Internacional de la Amistad, porque entiende que “la amistad entre los pueblos, los países, las culturas y las personas puede inspirar iniciativas de paz y presenta una oportunidad de tender puentes entre las comunidades, honrando la diversidad cultural”. Entre los antecedentes puede mencionarse la Cruzada Mundial de la Amistad, ideada por el Dr. Ramón Bracho (Paraguay) en 1958; y el Día del Amigo, que expandió a nivel mundial el Dr. Enrique Febbraro (Argentina), inspirado en la llegada del hombre a la luna en 1969.

Algunos mensajes y pensamientos compartidos en la ocasión

“Cualquiera que sea la causa y por muy poderosos que sean los motivos que provocan la animosidad y la violencia armada, el espíritu humano puede ser mucho más fuerte. Es nuestro deber ineludible velar por que ese espíritu prevalezca. En estos tiempos difíciles e impredecibles es fundamental que nos tendamos la mano los unos a los otros a fin de prevenir los conflictos y sentar las bases de una paz duradera a largo plazo”. - Mensaje del Secretario General de la ONU Ban Ki-mooncon motivo del Día Internacional de la Amistad 2014

“Hay diversidad en las ideas, pero hay ideales comunes a toda la humanidad. Más allá de las naciones, el planeta es nuestro hogar. Más allá del amor a nuestra patria, hoy sentimos lo que le pasa a cada ser humano, no importa en qué lugar se encuentre”. - Carlos Varga, Director del Movimiento de Unificación en Argentina

“Nacemos para encontrarnos. La vida es el arte del encuentro. Encontrarnos para confirmar que la humanidad es una sola familia y que habitamos un país llamado Tierra. Somos hijos del amor; por lo tanto, nacemos para la felicidad. Fuera de la felicidad son todos pretextos, y debemos ser felices también por nuestros hijos, porque no hay nada mejor que recordar padres felices”. - Facundo Cabral, cantautor, escritor y filósofo argentino.

“Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios”. - 2 Corintios 5:19-20, Biblia

“Un Embajador para la Paz representa a la paz misma, como el máximo valor de la humanidad. Se representa mundialmente con el color blanco, y así con su color blanco podemos decir que es la síntesis de todos los colores y banderías. La paz es la síntesis de todas las libertades. Su campo de acción es la prevención y su instrumento la educación. Educar para la paz ha de ser nuestro gran desafío. La paz es un valor, un derecho-deber, un mandato divino en los libros de conocimiento, una institución humana necesaria y de vocación universal. La paz no es un tratado o la ausencia de guerra. La paz está en el hombre o no está en ninguna parte. La paz sólo podrá tener existencia cuando esté integrada en las costumbres cotidianas, en los hábitos y en la moral de los pueblos y naciones”. - Dra. Alicia Berini, flamante Embajadora para la Paz

“A mi hermano le cuento
del verdor de mi tierra, del fulgor de mi estrella,
que quisiera que beba de mi campo el rocío,
que beba de la sangre del ceibo de mi río,
que juntos batallemos por un mundo que llora,
que suframos la paz, que es la esperanza
que nos queda en el alma.
Para mi hermano, solo tengo un poema
de paz para su guerra,
y un cielo que es de lluvia
y unas manos que rezan”.
- Extracto del poema “Tengo un hermano”, recitado por Esteban Fauret

“¡Estrechaos en abrazo millones de seres!
¡Este beso para el mundo entero!
Hermanos sobre la bóveda estrellada
habita un Padre piadoso.
¿Os prosternáis innúmeros seres?
Mundo, ¿presientes al Creador?”
- Extracto de la “Oda a la alegría”, de Federico Schiller, recitada por Nilio Armas

“En estos momentos tan duros que vive el mundo muchos olvidaron la palabra amistad, que involucra al amor y al conocer al otro. Hacemos votos para que los nuevos Embajadores para la Paz, desde los lugares que ocupan en nuestra sociedad, trabajen para aportar su granito de arena en esta importantísima tarea que hoy los tiene como protagonistas, por una sociedad más justa, involucrados en los dolores de nuestros semejantes. Los que trabajamos por la paz tenemos la firme convicción que es posible, que desde algún lugar comenzará a nacer la luz que permitirá que todos vivamos bajo la palabra amor. Amor a nuestros semejantes, que se traduce en amistad y paz. - Mensaje enviado para la ocasión por Elena Paniagua, Presidente de la Asociación Ciudad Hermana San Clemente Argentina-San Clemente California

“Creo que el mundo desarrolla mejores sociedades cuando las personas han trascendido la raza, la nacionalidad y la religión y, bajo una amplia variedad de opiniones, se reúnen y discuten con franqueza sobre la paz mundial.” - El ciudadano global que ama la paz - Autobiografía de Sun Myung Moon