FOLLOW US

FacebookYoutubeLinkedin

International Association of Parliamentarians for Peace

CALENDAR OF EVENTS

April 2019
S M T W T F S
31 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 1 2 3 4

Encuentro de Dr. Chang-shik Yang con Embajadores para la Paz de Argentina

English

Buenos Aires, Argentina - “Familias y comunidades fuertes harán una nación fuerte”, expresó el Dr. Chang-shik Yang, Director de la UPF Internacional, durante un encuentro con Embajadores para la Paz en Buenos Aires. La reunión tuvo lugar el 11 de junio en la sede de la Embajada para la Paz en Argentina en el marco de su gira por Sudamérica junto al Rvdo. Dong-mo Shin, Director Continental.

El Dr. Yang, nombrado recientemente Emisario Especial a la Región de América, expresó sentirse obligado de transmitir la visión y legado del Dr. Sun Myung Moon, de quien fue asistente especial durante 20 años y a quien representó en incontables actos protocolares alrededor del mundo. Contó que le pidió trabajara especialmente en dos focos: Medio Oriente, principalmente luego del atentado terrorista a las Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York (11/9/2001), y el Noreste Asiático. En sendas regiones se desarrollan distintas iniciativas de paz que buscan resolver los conflictos religiosos e ideológicos, respectivamente.

“Las religiones persiguen la paz, pero hay guerras con un trasfondo religioso (…) Ninguno de los líderes de las tradiciones abrahámicas (Moisés, Jesús y Muhammad) aprueba la violencia (…) pero hay conflictos que tienen un origen religioso (…) Todos son descendientes del mismo ‘padre de la fe’ (Abraham)” (…) Hay un solo Dios”, cuestionó sobre uno de los focos vigentes de conflicto, Medio Oriente, donde estuvo unas 50 veces en peregrinación realizando diferentes acciones de paz.

“La misión de la UPF es crear paz”, continuó el Dr. Yang, que seguidamente mostró imágenes de algunas de las actividades más recientes: la Conferencia Internacional “Hacia la paz y el desarrollo en el noreste de Asia: Del conflicto al diálogo en la península coreana” (Vladivostok, Rusia, 30 de mayo); la Conferencia Anual “Paz, orden y buen gobierno: En busca de los verdaderos valores canadienses” junto con la Federación de Mujeres para la Paz Mundial – WFWP (Ottawa, Canadá, 30 de mayo); distintas tareas desarrolladas en Medio Oriente en el 10° Aniversario del primer programa ‘Mother’s heart for peace’ junto con la WFWP (Jerusalén, del 12 al 16 de mayo); la Celebración del Día de África junto con la Unión Africana (Nueva York, EEUU, 23 de mayo); y el Día Internacional de la Familia 2014 que la UPF celebró en más de 30 lugares alrededor del mundo. También expuso sobre el World Summit 2014, que se desarrollará en Seúl del 9 al 13 de agosto próximo bajo el lema “Paz, seguridad y desarrollo”.

La fuerza no está en el “poder económico-militar, sino en la moral y ética. Si tenemos familias fuertes y comunidades fuertes, podremos tener una nación fuerte (…) Entonces, los Embajadores para la Paz tienen una misión muy importante, que es mejorar esta nación y elevarla bien alto”, expresó. Luego hizo un parangón entre su país de origen y Argentina. “Corea es casi 30 veces más chico que esta nación. Tiene una gran superficie cubierta por montañas, no tiene muchos recursos naturales, pero es una de las mayores potencias económicas actuales”, precisó. El poder viene de una filosofía de pensamiento, de una visión centrada en Dios, sostuvo. Por ello “el Padre Moon enfatizó tres puntos: Amar a Dios, amar a la nación y amar a la humanidad”, acotó como guía de vida.

“Hay un gran fundamento en este país. El Santo Padre viene de esta nación”, afirmó el Dr. Yang en un ambiente de cercanía a los participantes, quienes hicieron acotaciones a su mensaje dado en inglés y traducido por Rosetta Conti, presidente del capítulo local de la WFWP. “Esta es una gran oportunidad para Argentina de resurgir”, sentenció, mientras animó a los Embajadores para la Paz a ser protagonistas de la visión de paz de la UPF. “Ustedes pueden ser grandes mentores”, concluyó para dar lugar a un cerrado aplauso del público, que posteriormente tuvo la posibilidad de tener un intercambio con los ilustres visitantes, sacarse innumerables fotos y compartir un refrigerio.