FOLLOW US

FacebookYoutubeLinkedin

International Association of Parliamentarians for Peace

CALENDAR OF EVENTS

April 2019
S M T W T F S
31 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 1 2 3 4

Mensajes de Paz de Quito, Ecuador

Quito, Ecuador - Mensajes de paz para la celebración del Día Internacional de la Paz el 28 de septiembre 2012 en la Sala de la Federación Nacional de Periodistas.

MENSAJE DE ONU MUJERES ECUADOR

Abogada Florencia García

Buenas tardes a todas y a todos, muchísimas gracias por esta invitación a la UPF para poder conmemorar el Día Internacional de la Paz. Las mujeres traemos un breve mensaje justamente sobre las mujeres en situaciones de conflictos y en los procesos de paz. La paz es importante y necesaria para la Democracia en primer lugar y para el cumplimiento de los derechos humanos, entre ellos los derechos de las mujeres. Y como lo manifiesta Ban Ki Moon, para este año se necesita una paz sostenible para un futuro sostenible. Si tomamos en cuenta qué papeles cumplen las mujeres tanto en los conflictos como en los procesos de paz, tenemos que tomar en cuenta que las mujeres han sido parte de las víctimas, además de que en muchos casos lo son, también cumplen papel protagónico como es en los procesos de negociación para la solución de conflictos, y por tanto, para la reconciliación. Si tomamos en cuenta cuáles son las normas de reconciliación, dentro del Consejo de Seguridad de la ONU tenemos dos normas, dos resoluciones; la 1325 del año 2000 y la 1820 del 2008, estas dos normas lo que están haciendo es por un lado centrarse en el tema de las acciones de abusos sexuales especialmente a mujeres y a niñas, y justamente tratar de prevenir y evitar este tipo de abusos ya que ellas son las principales víctimas. Y nuevas recomendaciones que hacen al respecto es que justamente las violaciones o abusos sexuales, en contexto de conflicto armado, sean considerados delitos de lesa humanidad. Por lo tanto no sean prescriptibles y además no sean susceptibles de amnistía o indulto de cualquier tipo de hecatombe. Pero por otro lado tenemos que tener en cuenta que las mujeres tienen papel protagónico en los procesos de paz. Y desde ese punto de vista sobre todo la norma 1325 dice que la perspectiva de género para tomar en cuenta, a los hombres y a las mujeres que tienen necesidades diferentes en la sociedad civil y en los campos de refugiados en particular, como también las necesidades de los hombres y mujeres que han sido excombatientes, y que además hay que tomar en cuenta el empoderamiento de las mujeres, para que participen en los procesos de paz y tengan verdadero poder de decisión en el mismo. Después es importante para contribuir, para tener una paz duradera y sostenible y justamente que sea respetuosa con los derechos humanos y la democracia necesitamos también que por todos los medios posibles, se eviten las violaciones y la violencia hacia las mujeres y las niñas particularmente, para que justamente se haga una paz que respete los derechos humanos y la igualdad de género. Muchísimas gracias.

MENSAJE DE PASTOR EVANGÉLICO

Sr. Segundo Andrango

Señores todos presentes. Mi intervención es sobre la paz sostenible. Para mi la paz es muy importante y de alto valor ya que sin ella nadie puede hacer nada, para mi la paz es integridad, amor, educación, trabajo, igualdad de justicia. Para que la paz sea sostenible, deben existir estos factores:

Hay miles de personas que no son tomados en cuenta para la toma de decisiones, por ejemplo no se han tomado en cuenta a los indígenas, no hay el bienestar necesario no tienen la atención en salud adecuada, no hay planteles en donde puedan educarse, no hay sitios de trabajo, no hay igualdad de justicia para todos. Sobre esto Dios manifiesta en Santiago 2-4, 8-9 “porque si en vuestra congregación entra un hombre con anillo de oro, con ropa espléndida y también entra un hombre pobre con vestido andrajoso veréis con agrado al hombre de ropa espléndida y le decís al pobre párate ahí o siéntate ahí abajo” ¿estamos haciendo de jueces y actuamos con malos pensamientos?, si en verdad cumplís la ley conforme a la escritura, amarás a tu prójimo como a ti mismo pero si hacéis irrisión de personas, cometéis pecado, y has de convertirte ante la ley como transgresor.

Para que la paz sea sostenible hay que hacer redención de conflictos y consolidación de la paz. Hacer oposición rotunda a cualquier acción de violencia, que hay guerras, hay peleas, hay mesquinaciones, contiendas políticas. Como cristiano evangélico protestante yo creo mucho en que esto termine. Para que la paz sea sostenible es muy necesario e importante tener respeto a los derechos humanos y es base fundamental de una sociedad justa. Así mismo tenemos que educar a los jóvenes en el valor de la no violencia, educar a nuestros hijos en los caminos de la verdad, de respeto, de amor. Desde temprano los niños indígenas son inculcados en la ética. Que sabias son estas palabras ama llulla, ama killa, ama shua. Que quiere decir no mentirás, no serás perezoso, no robarás. Estas son las palabras que nuestros padres nos enseñaron e inculcaron desde pequeños a los niños indígenas. Estos valores sirven para vivir en paz con todos los de la comunidad así como también con los gobernantes. Si esta paz o este valor no existe, no puede aplicarlo, no puede haber paz. Esto también está contemplado en los mandamientos de Dios. La educación es vital para vivir juntos en paz, se puede lograr evitar que la inseguridad y conflictos, y lograr el progreso y desarrollo sostenible de la paz. La educación también puede utilizarse para hacer una sociedad más sostenible. Dios ilumine a todos los que buscan y trabajan en la verdadera paz.

MENSAJE DE PAZ

Dr. Ramiro Rivadeneira (Defensor del Pueblo de Ecuador)

“Asumamos una cultura de paz desde nuestros hogares, desde nuestros puestos de trabajo, desde nuestro quehacer diario; construir derechos, protegerlos, fortalecerlos e impulsarlos es la tarea que hace la Defensoría del Pueblo día tras día para edificar esa cultura de paz. La Defensoría del Pueblo se compromete a trabajar por la paz que todas y todos anhelamos. En el mes de septiembre se celebra el Día Internacional de la Paz, en este año la ONU decidió impulsar una paz sostenible para un futuro sostenible lo que nos invita a reflexionar sobre lo que hacemos hoy y lo que queremos para mañana. Si todos queremos una sociedad respetuosa, justa, tolerante no discriminatoria, donde el respeto a los derechos sea lo esencial vivamos en paz, actuemos en paz, seamos lo que hacemos hoy y lo que queremos para mañana. Porque hacer paz implica sin duda alguna caminar hacia la vigencia de nuestros derechos”.  

MENSAJE DE PAZ

Ministra Coordinadora de Patrimonio (delegada Sra. Helga Serrano dió mensaje en el Evento en Quito 28 de Septiembre)

Permítame felicitar la iniciativa de conmemorar el día Internacional por la Paz, y de manera particular el tema principal de este año: Una paz sostenible para un futuro sostenible. En este año participamos en la conferencia Mundial de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible, Río+20, en la cual sostuvimos como país que el desarrollo tiene que ver con aspectos sociales, económicos, ambientales, culturales y políticos. Constatamos que esta integralidad es la que realmente permite avanzar no sólo en alcanzar el Buen Vivir, que es lo que plantea el Ecuador, sino una sociedad de Paz y justicia. Precisamente la equidad y la justicia son pre-condiciones para la paz. En este sentido, una paz sostenible lleva sin duda a un futuro sostenible.

Sin embargo, cabe señalar que los recursos que deberían estar destinados para el cumplimiento del desarrollo sostenible, están dedicados a guerras de agresión, a actividades militares, a fomentar y promover un mundo de guerra y violencia, en beneficio de quienes producen y comercializan todo tipo de armas. Esto es inaceptable en un mundo que tiene aún que resolver los problemas de hambre, pobreza e inequidad. Hay suficientes recursos, lo que falta es voluntad política, decisión política de colocar los recursos en donde realmente se requiere para alcanzar ese mundo de paz con justicia.

Nuestro país ha otorgado especial importancia a la construcción de la paz. Fue precisamente en Montecristi, en la Asamblea Constituyente en el año 2008, el artículo 5 el que primero fue votado en el pleno de la Asamblea. El Artículo 5 dice: “El Ecuador es un territorio de paz. No se permitirá el establecimiento de bases militares extranjeras ni de instalaciones militares extranjeras con propósitos militares. Se prohíbe ceder bases militares nacionales a fuerzas armadas o de seguridad extranjeras.”

Cabe señalar que esto se refiere a prohibir que se instalen bases como en el caso del Puesto de Avanzada estadounidense en la Base de Manta. Está claro que Ecuador es un territorio de paz, de asilo y refugio, y así es reconocido a nivel internacional.

La paz no es la ausencia de la guerra. En las discusiones sobre desarrollo sostenible, un tema fundamental que tiene que ver con la paz es el cambio climático. Los impactos del cambio climático tienen consecuencias no sólo ambientales, sino que ahora se refleja en problemas sociales, económicos y políticos. Hay millones de refugiados climáticos que buscan donde restablecerse luego de fugar de sequías, inundaciones, tierras improductivas, lugares donde ya no se puede contar con los ingresos mínimos para una vida digna.

Por tanto, es necesario, para la construcción de la paz sostenible, para el futuro sostenible, reconocer los límites de la naturaleza. Y así lo ha hecho la Constitución del Ecuador. El artículo 71, dice : ”La naturaleza o pachamama, donde se reproduce y realiza la vida, tiene derecho a que se respete integralmente su existencia y el mantenimiento y regeneración de sus ciclos vitales, estructura, funciones y procesos evolutivos…:”

Por ello, Ecuador propuso discutir, en el marco de la Conferencia de Río + 20, la Declaración Universal de los Derechos de la Naturaleza como instrumento para alcanzar el Buen Vivir. La Declaración Universal de los Derechos de la naturaleza, como instrumento de corresponsabilidad y acción colectiva globales, permite responder a la crisis actual y al futuro incierto. El reto está planteado y tenemos que abrir camino trabajando juntos para lograr los marcos jurídicos internacionales requeridos que den respuesta a los temas urgentes de sobrevivencia del planeta.

La adopción de un proceso para alcanzar la Declaración Universal de los Derechos de la Naturaleza reflejada un nuevo pacto global para establecer las bases para transformar los actuales patrones de producción y consumo, hacia sociedades que permitan erradicar la pobreza para alcanzar la equidad y justicia y, por tanto, el Buen Vivir. En el Documento Final de la Conferencia Río + 20, “El Futuro que Queremos” se reconocen los derechos de la naturaleza, pero aún debemos avanzar más allá.

Finalmente, quiero plantear la importancia del reconocimiento de la plurinacionalidad y la interculturalidad para la construcción. Reconocer y celebrar la diferencia, las culturas, las creencias es el camino, sin pretender imponer los valores de unos a otros. En muchas ocasiones, las guerras de agresión, que sólo buscan recursos naturales, acceso a recursos y mercados, pretenden desvalorizar las diversas culturas que hacen de nuestro planeta el hogar que debemos cuidar y proteger.

Al tiempo de felicitarles, nuevamente les invito para impulsar propuestas que permitan trabajar para alcanzar la paz sostenible y la justicia social y ambiental.

Con sentimientos de distinguida consideración.

María Fernanda Espinosa
Ministra Coordinadora de Patrimonio

 

MENSAJE DE PAZ

Dra. Emilia de Lourdes Guijarro López, Religiosa Católica, Administradora del Hospital Comunitario San José Obrero dio mensaje en el evento de Quito 28 de Septiembre

La palabra PAZ que en hebreo es “shalom” y en griego “eirene” no designa solo la ausencia de guerra y la realidad de una vida tranquila, sin angustias ni preocupaciones(Jos 23: 1 ; Ecl 3:8; Lc 14:32), designa sobre todo aquel conjunto de bienes que constituyen la felicidad completa del hombre (Num 6:22-26, 2 Sm 18:28; Is 32:17-18; Jn 14:27; 20:19-21). Es uno de los dones más preciosos de Dios (Jue 6:24; Is 26:12; Sal 29:11), que en última instancia se identifica con el Mesías, Jesucristo, el donde Dios por excelencia, que es “príncipe de la paz” (Is 9:5-6), ”portador de paz” (Lc 1:79; 2:14-29), e incluso la misma paz (Ef 2:14; Mt 5:9; Lc 7:50).

Entre los derechos de los pueblos reconocidos a partir del siglo XX se halla enumerado el derecho a la paz, como la facultad de los pueblos de vivir sin guerras ni hostilidades, desarrollando su vida en un ambiente tranquilo.

El concepto de Paz mundial surge después de la Primera Guerra Mundial y expresa el propósito de que en el Planeta Tierra estén ausentes los conflictos armados.

La paz no significa eliminar el problema que siempre existe y es normal en las relaciones humanas, sino encauzarlo sin violencia, hablando, discutiendo, exponiendo argumentos y escuchando posiciones diferentes.

Es aceptarse a sí mismo y aceptar el medio ambiente donde nos tocó vivir, incluyendo dentro de este, a las personas, condición social, estatus, país, cultura, sociedad, etc.

Una persona en paz es “responsable” de su vida, sabe que todo tiene una razón de ser y avanza confiando en su capacidad para aprender.

Una persona en paz no pierde el dominio de si misma ni se siente afligida por los problemas. Sus recursos para tratar los conflictos con los demás son la reflexión, el diálogo y la búsqueda de acuerdos.

La paz es energía, una energía cualitativa que emana constantemente de la única Fuente eterna que es Dios.

En su CARTA POR LA PAZ Ernesto Sábato escritor argentino decía a sus alumnos:                             

- Han tenido que aprender :

  • Cómo el poder gana, cómo los hombres matan por poder.
  • La atrocidad de los bombardeos, de las masacres, de la miseria, de las guerras, pero
  • También que millones y millones de hombres y mujeres han manifestado por las calles del mundo su deseo de paz

- También decía hay que mantener:

  • Encendida en el alma la llama de este dolor de la humanidad y ser fieles

- y están llamados:

  • A encarnar un compromiso ético, que nos lleve a expresar el desgarro de miles y miles de personas, cuyas vidas están siendo reducidas a silencio a través de las armas, la violencia y la exclusión
  • A resistir para resguardar ese absoluto don de la vida y los valores que no se canjean, para alcanzar así la medida de la grandeza humana.

Concluye diciendo : en todos los idiomas “PAZ” es una palabra suprema y sagrada que expresa el deseo de Dios para los hombres : el deseo de un reino de paz y justicia, la paz y la justicia que debemos reclamar y testimoniar.

Necesitamos sabiduría, sabiduría para darnos cuenta de cuáles son los comportamientos que no nos están dejando avanzar, sino que por el contrario, nos estancan y hasta nos hacen retroceder. Necesitamos sabiduría PARA ALCANZAR LA PAZ CON NOSOTROS MISMOS Y CON LOS DEMAS.

Según Sun Myung Moon, el ciudadano global que ama la paz, el propósito de la religión es establecer el mundo ideal de Dios. La razón del esfuerzo por llevar más personas hacia el mundo religioso es hacer que más y más personas se conviertan en ciudadanos del mundo de Dios. Si todos se hiciesen ciudadanos del reino de Dios tendríamos un mundo pacifico, sin guerra ni divisiones. En definitiva el camino a seguir por las religiones es la PAZ.

Un futuro feliz no se construye solamente con prosperidad material. Apremia la necesidad de superar los conflictos ideológicos, culturales y raciales mediante una mayor comprensión entre religiones y una armonía espiritual.

Sun Myung Moon pide tres cosas a los líderes religiosos del mundo:

  1.  Que respeten las tradiciones de las demás religiones y hagan todo lo posible para prevenir el conflicto y la discordia con otros credos.
  2. Que todas las comunidades religiosas cooperen entre sí para servir al mundo.
  3. Que juntos desarrollemos una estructura con la participación de todos los líderes religiosos, a fin de cumplir nuestra misión de traer paz al mundo.

Tenemos el testimonio de la Madre Teresa de Calcuta de quien tengo el grande honor de compartirles y comunicarles que tengo una carta personal:

Su mensaje no era otro que el de una vida entregada sin reservas en beneficio de quien sufría las consecuencias de incomprensibles desigualdades.

Denunció con su ejemplo, ofreciendo la otra mejilla y predicando con obras y palabras la bienaventuranza de la misericordia, de la PAZ y del trabajo por la justicia.

Les invito a todos a ser profetas de la PAZ.

 

MENSAJE

Ministerio Coordinador de Política Económica (Carta)

Por medio del presente, me permito en nombre del Ministerio de Coordinación de la Política Económica, hacer llegar, por su digno intermedio, un saludo efusivo a la Federación para la Paz Universal, Capítulo Ecuador, al conmemorarse el Día internacional de la Paz.

El lema que han elegido para tan importante evento, “Una paz sostenible para un futuro sostenible,” nos lleva a impulsar con fuerza y con toda la voluntad del caso la cultura de Paz que nuestro país, la región y el mundo demandan. Hoy más que nunca tenemos la posibilidad en Ecuador y en otros lugares de revertir los signos de desconocimiento de las diferencias, de intolerancia, de sujeción de los más débiles por los más poderosos, de prevalencia del capital sobre el ser humano y de destrucción de la vida y la naturaleza.

El Gobierno de definido que el Buen Vivir significa desarrollar tres armonías básicas, donde el eje central es el ciudadano. Una armonía interna, que tiene relación con la reproducción ampliada de la vida, los derechos humanos, la felicidad y el bienestar subjetivo, que implica que las personas puedan desarrollar todo su potencial humano- lo que pueden ser y hacer

en marco de libertad- con buena salud física y mental. Una armonía con la comunidad y entre comunidades, que tiene relación con promover la igualdad y reducir las disparidades para las personas vivan juntas y como iguales, queriendo vivir juntas, a través relaciones sociales, interacciones y lazos cooperativos, de solidaridad, reciprocidad y fraternidad que posibiliten la inclusión, la cohesión, el capital social, la integración, la participación y la interculturalidad. Y una tercera armonía que tiene relación con los derechos de la naturaleza y la sustentabilidad ambiental, lo que implica que las personas y la sociedad respeten el entorno natural, que es la fuente de la reproducción de la vida.  

Estas armonías conducen a impulsar una Cultura de Paz, pues implica el reconocimiento de las diferencias, la tolerancia a las distintas formas de pensar, un desarrollo político, económico y social equitativo e incluyente, donde prevalezca el ser humano sobre el capital, con respecto a los derechos de la naturaleza, como ordena nuestra Constitución. La sostenibilidad de esta propuesta coadyuvará a que las futuras generaciones puedan disfrutar de este maravilloso planeta y, particularmente, de nuestro amado Ecuador. Lo que hemos recibido de las generaciones anteriores no solo que debe permanecer, sino que debe ser entregado en mejores condiciones a nuestros hijos e hijas, y a los hijos e hijas de ellos.

De la misma forma, me permito en nombre de la economista Jeannette Sánchez, Ministra de Coordinación de la Política Económica, excusar su presencia por compromisos de Agenda Ministerial adquiridos con anterioridad, y a la vez transmitir su mensaje que la plena felicidad de todos y todas es el fin ulterior que todo buen propósito debe tener y el camino trazados por el actual Gobierno. Esa nuestra voluntad política.

Mónica Cárdenas

JEFE DE DESPACHO

 

MENSAJE

Superintendencia de Telecomunicaciones (Carta)

“Eleanor Roosevelt dijo: “No basta con hablar de paz. Uno debe creer en ella y trabajar para conseguirla…”

Me gustaría iniciar tratando de comprender más profundamente lo que se define como paz, que se entendería como ese estado de tranquilidad interna y social de los seres humanos.

Pero cómo pensar que haya paz en un mundo con tantas injusticias, diferencias económicas, sociales, raciales y de otra naturaleza. Cómo trabajar para que contribuyamos decididamente a tener un mundo de paz. Debemos comprender que la responsabilidad de tener una vida con paz no es de los líderes de nuestros países, trabajos, iglesias, comunidades; “la paz empieza dentro de cada uno de nosotros”, como dice Gandhi.

Por lo cual, el estado de tranquilidad personal no debería depender de los demás, ya que somos seres individuales, venimos de todas partes del mundo, nuestras costumbres, razas, lenguas y creencias son diferentes; pero, al estar aquí reunidos debemos recordar que somos básicamente iguales, todos somos seres humanos que vivimos en una sociedad donde compartimos como seres colectivos lo que somos, lo que hacemos y hoy nos juntamos con un mismo fin, el de celebrar el “DIA INTERNACIONAL DE LA PAZ”, buscando que éste tenga una duración perenne.

En cualquier momento de nuestras vidas o donde nos encontremos, los seres humanos buscamos ser felices y ver felices a los demás, es por esto que desarrollamos un sentido de fraternidad, compasión, comprensión, solidaridad y sobretodo amor; ya que el amor es la base de la PAZ y todos buscamos lo mismo sin importar nuestras diferencias.

Por todo esto, también nuestro país es participe de la resolución de la ONU que dice” a partir del 2002, el Día Internacional de la Paz será observado cada 21 de septiembre, fecha que se señalará a la atención de todos los pueblos para la celebración y observancia de la paz; y, declara que el Día Internacional de la Paz se observará en adelante como un día de cesación del fuego y de no violencia a nivel mundial, a fin de que todas las naciones y pueblos se sientan motivados para cumplir una cesación de hostilidades durante todo ese Día.

Finalmente, recordamos la frase de Issac Newton que decía “los hombres construimos demasiados muros y no suficientes puentes” por eso hoy, que es el DIA INTERNACIONAL DE LA PAZ, les invito a quitarnos la venda de los ojos ”la venda del egoísmo” para poder ver las necesidades de los demás, y poder vivir una paz genuina, este tipo de paz que haga que cada día, merezca ser vivido, de esa paz que permita que todos los seres humanos y naciones crezcamos teniendo esperanza para construir un mejor futuro para las generaciones venideras y así poder vivir una PAZ Y UN AMOR VERDADEROS!!!”

Aprovecho la oportunidad para hacerles llegar mis saludos y mis felicitaciones por su trabajo.

Ing. Fabián L. Jaramillo Palacios

SUPERINTENDENTE DE TELECOMUNICACIONES