FOLLOW US

FacebookYoutubeLinkedin

International Association of Parliamentarians for Peace

CALENDAR OF EVENTS

July 2019
S M T W T F S
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3

J.B. Richter: El problema humano y sus orígenes

Comentario para la consulta sobre la necesidad de establecer un Consejo Interreligioso en la ONU, organizada por la Federación para la Paz Universal, Buenos Aires, Argentina, 24 de agosto 2010

El tema del establecimiento de un Consejo Interreligioso en la ONU amerita una exposición, que sintetizo a los efectos de que sean considerados los puntos que expongo y, si de ello surge una necesidad de ampliación, lo haría con mucho gusto.

1. Estamos asistiendo al proceso no frecuente de la desaparición del “dios occidental”. Este proceso se manifiesta de manera contundente, irreversible y hasta agresiva. Paradójicamente, éste Dios fue crucificado hace dos mil años y hoy, se repite la ausencia de interés de la sociedad para salvarlo de la muerte. Por esos tiempos, Roma padecía de un proceso similar con la extinción de sus dioses. Se trata de un proceso sociocultural sólo perceptible a través de un esfuerzo analítico y objetivo. Esta situación lamentable, incidirá en el interés puesto de manifiesto por los representantes de la ONU, en tanto en dicho ámbito, entienden que hay problemas "más importantes" que un Consejo Interreligioso. Si bien el proyecto de su creación fue magnífico y se pensaba que sería fundamental en el seno de la ONU, hoy, luego de casi una década, las expectativas de los miembros de ese organismo, ya no son las mismas, debido a la contundencia del proceso antedicho.

2. Problema de la pobreza mundial

Las nuevas corrientes democráticas "populistas", que se manifiestan en estos momentos, precisan del apoyo de las "mayorías" para su legalidad. Hablar de "mayorías" en un ámbito histórico social donde se registra una explosión demográfica incontrolable que adquiere matices escalofriantes en tanto es inédito en la historia de la humanidad, es hablar de personas marginadas, conformadas en general por individuos ignorantes, carentes de medios de subsistencia, recursos y posibilidades educativas en el necesario ámbito de competencia. Crece en consecuencia una masa popular, casi irracional, sin normas ni valores, la que resulta funcional al sistema democrático que se instala para el control del poder: la muchedumbre.

Esas muchedumbres, ya están siendo recicladas por políticos ambiciosos para concentrarlos en "bolsones de pobreza" donde aseguran los votos cautivos como el accionar de punteros activos para consolidar el poder, aparentemente democrático.

La política, en esta situación, se ha convertido en una maquinaria monstruosa de fabricar pobres, que a su vez se reproducen rápidamente y sin control, por lo que el problema de la "pobreza" deja de ser un tema social para convertirse en un instrumento político de dominación y poder. Lo grave es que la muchedumbre organizada se va transformando en un "ejército insurreccional" al cual se le promete bienestar social, pero ya no alcanzado con el trabajo, el sacrificio y el esfuerzo productivo, sino mediante el saqueo, la apropiación, la toma directa y la lucha revolucionaria.

Al ser percibidos como peligrosos, el resto de la sociedad ya no desea ayudar a los pobres y los rechaza. Estos aspectos incidirán en todo tipo de propuestas y esfuerzos al más alto nivel del Consejo Interreligioso, por lo que es necesario evaluar la situación y elaborar estrategias adecuadas a los fines perseguidos.

3. El origen del "mal"

Este tema está inscripto en la tradición de "escrituras" que en muchos ámbitos son consideradas "sagradas", por lo que es un tema que debe ser tocado con respeto e inteligencia analítica si es que pensamos seriamente en encarar esfuerzos para erradicar la lucha, la guerra y la violencia humana.

Desde el principio, el relato conlleva una exagerada carga "machista" que desmerece y degrada lo femenino. Más aún, va en desprecio de lo femenino en tanto se percibe que la mujer es la responsable de todas las desgracias humanas, por lo que, hasta que esta situación no sea modificada, la situación de la mujer será irredenta y fortalecerá la base de los conflictos humanos.

La solución está en reinterpretar los escritos a la luz de comportamientos más humanos, menos crueles. Debemos pensar en escribir otro relato si es que queremos superar las desgracias de las luchas milenarias que no cesan y que amenazan nuestro futuro humano. Mi propuesta es escribir otro relato.

Tuve el honor de conocer al Rvdo. Moon y apreció que es la figura indicada para escribir ese nuevo gran relato, más humano y ejemplar. De lo contrario, no habrá solución posible de paz duradera, porque el antiguo relato conlleva los gérmenes del odio, de la maldad, de la venganza sangrienta que, estimulan a imitar conductas.

Aunque se conforme el Consejo Interreligioso en la ONU, seguirá latente el mal en las entrañas de esa organización, lista para descargar en el "otro" la potencia destructora del mal contenido en el relato original.

Reitero, estos aspectos, que parecen muy fuertes e insólitos, necesariamente implican una ampliación y explicación en un ámbito de excelencia y análisis.