FOLLOW US

FacebookYoutubeLinkedin

International Association of Parliamentarians for Peace

CALENDAR OF EVENTS

July 2019
S M T W T F S
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3

Foro en Madrid: La familia y las esferas religiosas

Madrid, España - Para el 2º Seminario de la Iniciativa Matrimonio y Familia, 24 de abril 2010, tuvimos una participación de 33 personas en una mañana de primavera en donde el sol en Madrid estaba radiante y los brotes primaverales de los árboles y flores adornaban los parques y calles con vivos colores.

La primera ponencia dada por el Profesor Don Emilio Asti de la Universidad de Milán experto en el estudio de las culturas orientales nos ofreció un profundo contenido del tema “La Familia en el Budismo” entre lo mucho dicho, podríamos resumir en estas líneas:

“Aunque el Budismo haya dado gran importancia al monaquismo, esta religión ofrece muchas enseñanzas útiles para desarrollar con éxito la vida familiar.

Buda y sus discípulos  demostraron un profundo respeto por lo sagrado de la vida conyugal, el mismo Buda antes de empezar el camino de búsqueda de la iluminación estaba casado y tenía un hijo. El Budismo ha suministrado argumentos a la promoción de las mujeres que han sido admitidas en igualdad al Sangha, la comunidad de los discípulos budistas, que era como una gran familia, sin distinción de raza y condición social. En todas las sociedades budistas, la familia es respetada y en este sentido la vida familiar es valorada como una preciosa oportunidad para avanzar en el camino espiritual. La pareja tiene que ser animada por el deseo de no crear ninguna desarmonía y llevar una vida libre de sentimientos negativos con el fin de ser vehículos para construir la paz en el hogar y en la sociedad.

La compasión va a ser una virtud fundamental en la creencia budista, así como el mantener una mente en calma y en pureza para nunca dañar a ningún ser vivo. La negatividad hay que eliminarla, con la meditación se desea alcanzar el estado de la claridad de mente y se mantiene el deseo de poder llegar al nivel del nirvana (cese del sufrimiento) el despertar, la iluminación. La astrología tiene un gran papel a la hora de tomar decisiones importantes antes del casamiento y en otras situaciones.”

Doña Cristina Villar Rey, Directora de Asuntos Públicos de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días nos habló de “La Familia en el Cristianismo” y dijo:

El matrimonio es para la vida eterna, es sagrado e instituido por Dios. Los cónyuges comparten la tarea en la educación de los hijos, los hijos necesitan la educación del padre y de la madre. Es un trabajo compartido. En la antigüedad se veía a la mujer en segundo plano debido a la influencia de la sociedad romana.

El ambiente de una familia cristiana esta unido a la creencia en Dios y en Jesucristo por lo tanto es un ambiente para la convivencia en oración, en perdón, en comprensión, en virtudes, en bondad, en amor, un ambiente en donde la educación en valores es vital. Se quiere crear la unidad, la armonía y la paz en el entorno familiar. El objetivo es crear un hogar que agrade a Dios y beneficie a la sociedad..”

Doña Shapiry Hakami, Presidenta de la Asociación para la Defensa de los Derechos de las Mujeres Afganas nos dio una profunda exposición de “La Familia en el Islam” nos dijo:

“ El Islam enseña la Paz y la Convivencia. No se desea el sufrimiento a nadie, ni siquiera a los animales. La educación es obligatoria para los hombres y para las mujeres. La familia es la célula básica, se cuida y respeta a los mayores no hay residencias para la tercera edad, ese concepto de dejar a los abuelos fuera del hogar no existe. Se vive con ellos y se les cuida. En el casamiento de los hijos se hace por orden del mayor al menor. Se permite el divorcio y la separación. No hay adopción, existe el concepto de acogida. En la acogida se da todo a la persona, pero no recibe herencia patrimonial. Se permite hasta cuatro mujeres para el casamiento pero todas deben de ser muy leales al matrimonio y la familia .Los hijos son el gran tesoro familiar.”

Don Manuel Campillo, Director de la Asociación de Familias para la Paz Mundial en Madrid nos ofreció una extraordinaria ponencia sobre “La Familia en el Unificacionismo”  resumiendo, nos dijo:

“Para un unificacionista en la familia encontramos la Base y el Modelo para el Reino de los Cielos, el verdadero Templo es la familia, lugar donde el amor y la vida se manifiestan. La familia no es solo instrumento de vida, sino también instrumento de salvación, de sanción e instrumento de paz....

...Nos relacionábamos con los demás en el día a día, pero luego volvíamos a casa, al refugio estable de nuestra familia, a esa trinidad de amor protector que es el padre la madre y los hijos.

- Sin embargo, con nuestra pareja, somos cada uno, que debe dar al otro, apoyarnos en todo, igual que nuestros padres nos apoyaron, ser pacientes, cariñosos, respetuosos, etc. Aquí también formamos una trinidad, con Dios como centro, y marido y esposa. En esa trinidad el amor de Dios se manifiesta y vamos desarrollando un sentido de gratitud por el otro, de amor, de alegría, por el don de la vida. Y empezamos a vislumbrar que marido y esposa son el recipiente donde el amor, la vida y un nuevo linaje de hijos de Dios se forman. San Pablo hablaba de que somos templos de Dios, y aquí decimos que marido y esposa son el verdadero templo, el verdadero altar donde Dios toma sustancia y se manifiesta...

- Cuando la relación de marido y esposa está fundamentada en el amor horizontal y el amor vertical, se establece un lazo invisible, una corriente invisible de amor y de vida, que se nutre de una fuente inagotable, de Dios mismo, manifestado en el otro.

Por lo tanto el marido ve a la esposa como alguien que representa a Dios, y viceversa. Y los hijos son el fruto del amor verdadero de Dios que se manifiesta a través de los padres. (Mi padre decía a mi madre, que ella era el mejor regalo que Dios le había otorgado.). y que lo sentía mucho pero que si tuviera que elegir....

En los siguientes pensamientos del Rvdo. Sun Myung Moon se recoge el valor y la sacralidad del Matrimonio y de la Familia:

La perfección del amor entre hombre y mujer es la perfección del universo. Si este amor fuera demolido, el orden del universo se destruiría y el mundo vertical sería totalmente demolido. El abrazo amoroso de un hombre y una mujer sirve como una ocasión donde el universo se unifica.

Un verdadero marido es aquel que dice, ya que yo he nacido para ti, viviré por ti y moriré por ti. Y lo mismo es para una verdadera esposa.

Si una pareja así tiene una familia donde todos encajan entre si y viven sirviéndose el uno al otro, yendo más allá de sí mismos, esta familia será inevitablemente una familia ideal, una familia feliz y una familia de paz.

Los ponentes contestaron a varias preguntas de la audiencia. A continuación, tuvimos un tiempo de descanso para tomar un aperitivo-comida.

En esta segunda parte del Seminario, el Dr. Azizurahman Hakami, profesor de Ciencias Políticas nos dio un profunda conferencia sobre el Origen y las Causas del Conflicto en Afganistán.

El como Afgano conoce muy bien el gran problema de su país.

Nos dijo: “Por su situación geográfica como cruce entre Asia Central, Oriente Próximo y Asia meridional Afganistán, que tiene alrededor de 4 mil años de historia, tiene un alto valor estratégico. En toda su historia Afganistán, país multiétnico,  nunca ha podido vivir en paz. Por culpa de la Unión Soviética que en 1979 invadió el país y después de los Talibanes con Bin Laden Afganistán ha sufrido mucho. Después  del 11 de septiembre Afganistán fue atacado por la coalición liderada por EE.UU. y Gran Bretaña que derrotó al régimen de los Talibanes causando mucha destrucción en todas partes del país sin resolver las cuestiones fundamentales. En la actualidad Afganistán se encuentra en una situación dramática, atrapado en la miseria y afectado por una grave corrupción a todos los niveles y además víctima de injerencias extranjeras.”

Después de su ponencia, 4 matrimonios ofrecieron una oración para la paz en Afganistán. De las cuatro parejas que sostenían la vela de la paz en sus manos, fueron los maridos quienes ofrecieron sus plegarias al Cielo. Juntos compartimos un vaso de Mosto Santo y pedimos a Dios que bendiga y ayude a Afganistán.