FOLLOW US

FacebookYoutubeLinkedin

International Association of Parliamentarians for Peace

CALENDAR OF EVENTS

March 2019
S M T W T F S
24 25 26 27 28 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6

A. Flores Araoz : Ceremonia por la paz

Discurso a la ceremonia por la paz
Congreso de la República de Perú


Autoridades del congreso, autoridades de la Federación Universal por la Paz. Me es grato estar en esta reunión para hacer unas reflexiones que me han solicitado.

En este día tan importante, pero que lamentablemente, el contenido de la paz en el mundo en que vivimos, se ha ido reduciendo en intensidad y en acción.

Mahatma Gandhi dijo: "que no hay caminos para la paz, sino que la paz es el camino." En esta reflexión creo que todos tenemos que hacer lo que está en manos de cada cual para propender a la paz, a la paz interna, la paz externa, a la paz en este mundo tan conflictivo que nos ha tocado vivir.

Creíamos hace algunos quinquenios que el mundo había variado, que la guerra fría había terminado, que al transformarse el mundo de bipolar a unipolar las cosas cambiaban. Había caído el Muro de Berlín, eso fue un hito importantísimo. La Cortina de Hierro también cayó después del Glasnot y la Perestroica. Se redujo evidentemente esta gran muralla de bambú que había en China, no totalmente pero comenzó un camino hacia la integración en el mundo y en el mundo quedó sólo un país que realmente, dentro de su concepción, se supone ponía orden pero había quedado de lado el bipolarismo al que habíamos estado acostumbrados. Sin embargo esa posición unipolar fue variando en el mundo y ahora tenemos un mundo tripolar: por un lado los Estados Unidos de Norte América y por otro lado no la Unión de República Socialista Soviéticas, que terminó, pero tenemos a la Federación Rusa, que después de la Perestroica y el Glasnot y la caída de su Cortina de Hierro comenzó a tener muchísima más importancia en este mundo de hecho globalizado, e igual sucedió con China. Entonces tenemos tres polos importantes de dominio y de poder y que tienen influencia en diversos otros países también.

Creíamos que con este mundo globalizado en que se había ido modernizando y occidentalizándose, habían bajado los contenidos ideológicos en diversas tendencias y que el mundo estaba dirigido hacia una democracia representativa con una economía social de mercado, pero lamentablemente no fue así. Los errores de un socialismo a ultranza no resolvieron los problemas del mundo, ni dieron tampoco contenido justo y equitativo en la economía mundial.

Nacieron entonces los liberalismos sumamente fuertes, en que nos hemos visto que hayan dado los resultados que habíamos esperado, porque no solamente se han mantenido los índices de pobreza y pobreza extrema sino que en muchas latitudes ellos se han incrementado, entonces ni el socialismo de aquellas épocas revividos en los últimos años en algunos países de nuestra latinoamérica, ni tampoco el liberalismo de las simples reglas de oferta y demanda han traído al mundo en que vivimos justicia, solidaridad y por supuesto la búsqueda de equidad, no se ha logrado. Y en este mundo, no se ha logrado ni con los socialismos ni con los liberalismos lo que el mundo esperaba. El mundo a veces se encuentra sin norte y está esperando realmente un movimiento que genere paz, porque nadie podía entender y para muchos nos es difícil inclusive aceptar que en pleno siglo veintiuno, hasta hace pocos años hemos vivido y que vivimos aun conflictos de orden étnico y conflictos de orden religioso.

Y esta Federación Mundial por la Paz bajo los auspicios de una búsqueda de paz permanente solicitó a través del senador de Venecia, de Filipinas, en las Naciones Unidas, un organismo, una secretaría o un consejo inter-religioso que por el diálogo permanente, no del tipo religioso en sí, sino como podían contribuir las diferentes confesiones en un mundo donde debe de haber libertad religiosa y respeto mútuo en las respectivas religiones. Esos líderes religiosos podrían influir para bajar tensiones y evitar futuras situaciones bélicas de origen religioso y también de origen étnico.

En este mundo en el que nos ha tocado vivir es sumamente difícil porque no solamente se han desatado en el mundo otros conflictos que nadie podría imaginar en un tiempo de globalización, que eso pudiera ser posible, sino que también la influencia tanto de socialismos que se creían superados como de liberalismos que toman nueva fuerza, al ser ninguno de los dos respuesta a lo que vive el mundo. Hay que buscar los caminos a través de la solidaridad, del diálogo y del entendimiento para hacer un mundo mejor.

Ayer leía un artículo de Martín Tanaka que salió en un diario local y expresaba su preocupación por estos cambios que se ven, incluso el cambio de algunos países de una democracia representántica por buscar asambleísmos populares, y veíamos también al leer este artículo como Latinoamérica ha ido cambiando cosas que se supone ya estaban superadas, vuelven a la palestra.

Realmente que países como el Perú tenemos espíritu de paz y una vocación pacífica y que la probamos con actos claros y contundentes como no resolver los conflictos que puedan haber a través de la beligerancia, sino a través de los mecanismos que el Derecho Internacional Público nos otorga, como es por ejemplo la solución pacífica de controversias sea a través del diálogo directo, sea a través de mecanismos que junta a las partes en conflicto, o sea a través de mecanismos de justicia internacional como es la Corte de La Haya.

El Perú demuestra esa posición pacífica y esa vocación que siempre tiene para buscar soluciones a través del Derecho Internacional en lo exterior y también en lo exterior, a buscar si, en este mundo moderno y competitivo, como se buscan las armas que sean absolutamente necesarias sin entrar en guerra de modo alguno, armamentistas. El Perú en su vocación de paz quiere tener, siempre lógicamente en la modernidad que también hay en los sectores defensivos, pero en cantidades y oportunidad propias de un país que tiene una cultura de paz y solamente hasta el nivel disuasivo y no a los niveles bélicos porque pretende además de ser país respetable ser respetado, por eso el Perú se limita. El Perú ha planteado en otros foros como buscar que podamos entender entre los países que somos homogéneos y que no se vayan creando brechas tan grandes que hagan que otros países sean incentivados a carreras absurdamente armamentistas y que rayan a veces en una locura colectiva, por llamarla con alguna denominación, pero para esto no hay que olvidar que se prestan quienes venden las herramientas bélicas muchísimo más modernas e incentiva a otros países, vía comisiones, corrupción, etc. a un armamentismo exagerado que va poniendo en peligro a la propia región.

Si bien en cierto también como decía John Osborn, que las conferencias de desarme son lo mismo que los ejercicios contra incendios de los pirómanos, no es menos cierto que también hay que hacer algún esfuerzo para que los países resuelvan sus problemas a través del diálogo.

Mucho se ha reclamado transparencia y hay países que sí son transparentes, porque no pueden dejar de serlo en las adquisiciones de armamento, y son transparentes porque en este mundo moderno ya nada se puede ocultar, uno entra en Internet y sabe lo que tiene cada cual por más que el país adquiriente tenga reserva respecto a sus adquisiciones, los que venden las herramientas bélicas no guardan igual reserva, las hacen conocer, además las armas las hacen en infinidad de fábricas muy grandes y también usan la tercerización para parte de los equipos, piezas, partes, etc. En consecuencia lograr absoluta reserva es inútil porque en este mundo moderno hasta las revistas especializadas están diciéndole al mundo lo que tiene cada cual.

Lo que tenemos que buscar en este mundo en que resolvemos o pretendemos resolver la crisis internacional económico financiero que nos hemos creado y que nos han creado los países grandes, tenemos que decirle a ellos mismos que son los fabricantes de las grandes armas poderosas, armas no de defensa sino de destrucción, que ya bastante tenemos con haber heredado una crisis económica, que hay que ir superando, para que también tener que aceptar los escollos que significa una exagerada venta de armamento, porque para que existan compradores tienen que haber también vendedores.

Cada uno tenemos que hacer lo que esté en nuestro camino, lo que esté en nuestras posibilidades para a través del diálogo buscar la paz.

Antonio Mingote decía que " todos quieren la paz y para asegurarse fabrican más armas que nunca."

Miren las cosas asimétricas que se ven y los falsos discursos, se quiere paz pero se persigue la guerra, se quiere desarme pero hay más armamento, se quiere buscar el diálogo pero hay el insulto. En consecuencia a nuestros países tienen que buscar a graves del diálogo fecundo, el diálogo alturado y bajando los decibeles de la estridencia con otros hermanos, buscar que se construya una paz que pueda ser duradera en un mundo que requiere tanto de la solidaridad, el aprecio y la concordia.