FOLLOW US

FacebookYoutubeLinkedin

International Association of Parliamentarians for Peace

CALENDAR OF EVENTS

June 2019
S M T W T F S
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6

Juventud libanesa extiende una mano a los demás durante un fin de semana de servicio

Beirut, Líbano – Grabando historias para niños ciegos, plantando olivos para la paz, cantando canciones con chicos huérfanos, distribuyendo panfletos contra la gente que conduce ebria, jugando juegos en un hogar de niños de la calle abandonados , y despejando una playa de estacionamiento de un Centro de mujeres -- éstos fueron algunos de los proyectos sociales realizados voluntariamente durante el “Fin de semana de Servicio de la Juventud del Líbano”, del 14 al 16 de noviembre, bajo los auspicios del nuevo programa de servicio nacional del Festival para la Paz Global. Anunciado como una ocasión para “hacer algo bueno junto con mucha gente y tener mucha diversión al hacerlo”, el fin de semana atrajo a varios cientos de voluntarios de escuelas, de universidades, de grupos de exploradores (‘scouts’), y de familias con mentalidad pública.

El ‘Fin de semana de Servicio’ fue organizado por la Federación para la paz Universal en Líbano en asociación con la ONG nacional, la Asociación de Servicios Voluntarios, y la sabida colaboración de la sociedad civil y las municipalidades.

Comenzando su programa de servicio a largo plazo en la primavera del 2008, el GPF-Líbano puso en marcha varios proyectos comunitarios a principios de año, incluyendo un mural de la paz en sur del Líbano y un proyecto de reforestación en el norte. El grupo de proyectos en el fin de semana del 14 al 16 de noviembre fue el resultado del trabajo duro de un grupo dedicado de voluntarios.

 Los proyectos se extendieron más allá de ese fin de semana de acuerdo a las necesidades y circunstancias. Por ejemplo, estudiantes universitarios organizaron una colección de gafas y de libros en el campus de la Universidad Norteamericana Libanesa, el 18 de noviembre. Otros proyectos han sido planeados a realizarse en diciembre antes de que culmine en una exposición y una celebración del servicio para la paz, a mediados de enero, en el Festival para la Paz Global, Líbano.

 El equipo de proyectos del GPF organizó para que los Embajadores para la paz de la UPF sirvan como monitores de proyectos, visitando los diversos proyectos, tomando fotografías y escribiendo informes. La mayor parte de lo que sigue aquí  ha sido tomado directamente de los informes de esos monitores:

Proyecto de limpieza en Nabatieh


Ciento treinta exploradores (scouts) de diversas partes de Beirut viajaron a la ciudad del sur de Líbano, Nabatieh, que sufrió durante la guerra de 2006. La ‘Asociación de Mujeres para el Progreso de la Maternidad, Niños, y Ancianos’ les dieron la bienvenida, Èsta tiene una guardería infantil, un jardín de infantes, y un centro comunitario para ancianos.
 
La monitora del proyecto, Natacha Schellen, informó: “Los scouts se dividieron, y cada grupo trabajaba en una parte del área de recreación. Sobre todo tuvieron que recoger basura y librarse de espinosos yuyos. Admiraba la manera que trabajaron juntos. Tenían un botiquín de de primeros auxilios para atender a los rasguños (había algunos). Era la primera vez que la mayor parte de ellos hacía esta clase de trabajo.”

 El municipio proveyó de herramientas y de auxilio con la carga pesada. El alcalde Mustafa Baderiddine expresó a los scouts cuán orgulloso estaba de su trabajo y habló de su sueño de plantar más árboles allí y desarrollar un oasis urbano.

Diversión y juegos con los niños sin hogar


Voluntarios de la escuela Jamhour visitaron el Hogar de la Esperanza, una residencia para niños sin hogar. Puede abrigar a 150 niños a la vez, y ya han pasado 2.500 niños a través de sus puertas en los últimos nueve años. Los asistentes sociales y la policía traen los niños al hogar y después de haber sido descuidados, abusados, o explotados en las calles. Algunos de sus padres, inmigrantes ilegales o libaneses indigentes, hicieron que terminen en las calles para eludirlos de sí mismos. El personal en el Hogar de la Esperanza ofrece amor, un lugar seguro para vivir, y educación.

Los estudiantes de Jamhour organizaron juegos que incluían una carrera en bolsas, llenar botellas con esponjas empapadas en agua, básquetbol, fútbol, juegos de círculo, juegos con los ojos vendados, danza, y canto. También ofrecieron pintura del rostro. La atmósfera era divertida y juguetona, y todos pasaron un gran momento con los chicos."

 Los niños eran unos de los niños más cálidos y cariñosos que he conocido" reportó la monitora del proyecto Priscilla Chahine. "Tenían especial placer en posar para las fotos y en tomar fotos. Era difícil creer que alguien pudiera dar vuelta la cara y dejar en las calles a estos inocentes y hermosos niños".

Regalos y canciones para niños con necesidades especiales


Treinta estudiantes de la escuela Aksar Kassardjian fueron al Centro Zvartnots para niños discapacitados. La directora Arexy Dabaghian saludó a los estudiantes del centro, y les contó a los visitantes de entre 11 y 13 años, que hay cerca de 40 personas que participan en los programas del centro. Aprenden ciertas habilidades, reciben asistencia médica, y tienen acceso a psicólogos, a terapia de discurso, y a terapia física. Aprenden a hacer artesanías, que luego venden en un bazar cada diciembre.

 Los estudiantes interactuaron con la gente en el centro, cantando canciones, comiendo las tortas que los estudiantes habían traído, y recogiendo fruta juntos. " Había una atmósfera animada, " reportó el Monitor del proyecto. "Mientras algunos de los muchachos de ambas escuelas comenzaron a jugar al fútbol juntos, la directora me dijo que estaba muy feliz con el proyecto."

Los voluntarios cantan y juegan con niños huérfanos

 Los voluntarios, asociados con la Fundación de la Esperanza, también prepararon una obra de teatro para un grupo de huérfanos. Cuando llegaron, había poca luz en la sala debido a uno de los frecuentes cortes de electricidad. Sin ninguna perturbación, el director Sr. Ghosn, describió el trabajo de la fundación que es proporcionar ayuda a gente necesitada, tanto musulmana como cristiana.

 Los 33 niños, de entre 5 a12 años, cantaron el himno nacional con gran entusiasmo. Formando un círculo grande, cantaron juntos mientras hacían acciones con sus manos. Entonces cuatro voluntarios realizaron un sketch acerca del respeto por la naturaleza y el hábito de no arrojar basura. Después del sketch, los niños dibujaron imágenes de la paz en cartulina blanca. Había cuadros de familias, de corazones, y de pájaros.

“Fue bello ver cómo se involucraron todos los chicos”, informó el Monitor del proyecto, “y estaba admirado por la paciencia y la energía de esos voluntarios, quienes enseñaron incluso cierta danza a los niños. Mientras tanto, la electricidad volvió al lugar.

Los estudiantes ayudan a niños ciegos.


Estudiantes del 9no. grado de la Escuela Evangélica de Beirut para Muchachas y Muchachos, pasaron una mañana en la Escuela Libanesa para Ciegos.

 Habiéndoseles dicho que los estudiantes ciegos se beneficiarían al escuchar historias grabadas en inglés y árabe, los chicos del 9no.grado grabaron con gran entusiasmo unas 50 historias en ambos idiomas y las presentaron a los chicos, junto con una planta para cada niño como símbolo de amistad. Charlaron juntos, cantaron, y jugaron a juegos.

 Detrás en su propia escuela, los estudiantes del noveno grado comenzaron a recaudar fondos para comprar algunos artículos personales que necesitaban los niños. El Monitor del proyecto, Amal Ibrahim, reportó acerca de cómo el fervor de esos estudiantes secundarios se había diseminado por toda la escuela.

Plantando en un cementerio árboles de olivo por la paz


Dos palestinos, un doctor y un estudiante, invitaron a niños palestinos a unirse en el proyecto de plantar olivos en el cementerio Shatilla, sitio de una masacre espantosa hace más de 25 años. Esta actividad expresó la esperanza por un futuro mejor y más pacífico; hubo una muy entusiasta respuesta. Un funcionario de la embajada de Palestina y el director de la oficina de Amnesty International de Líbano sirvieron como monitores del proyecto.

Una excursión especial para 27 muchachas

Inspirados por un llamado al servicio, 35 estudiantes y varios profesores en la escuela secundaria en Sarafand, en la costa del sur del Líbano, decidieron llevar a 27 muchachas huérfanas a un almuerzo y a una excursión en el parque de la ciudad. Las muchachas gozaron el montar a los carruseles en el parque. Las monitoras japonesas del proyecto dieron pájaros de origami  (trabajo manual en papel) a los niños y les enseñaron cómo hacer estos pequeños pájaros en papel brillante. Los voluntarios de la escuela secundaria también dieron regalos a las huérfanas.