FOLLOW US

FacebookYoutubeLinkedin

International Association of Parliamentarians for Peace

CALENDAR OF EVENTS

July 2019
S M T W T F S
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3

GPF Corea: Renovada esperanza para la reunificación coreana

English, Français

¿Podrá Corea alguna vez unirse? Esa era la urgente pregunta planteada, por separado, a una multitud de decenas de miles en el Festival para la Paz Global en la Plaza Yoido de Seúl, y a un grupo menor   pero de alta posición de más de 600 personas en la Asamblea Nacional Coreana.

Miembros del Congreso, mujeres y representantes de la comunidad diplomática internacional en Seúl se reunieron, entre el 7 y el 9 de noviembre, para un franco y a menudo abierto debate y discusión acerca de la necesidad de nuevas estrategias para la reunificación de Corea. La Conferencia Internacional de Liderazgo de UPF en Seúl incluyó también a 177 delegados de 55 naciones para celebrar el Festival para la Paz Global.

La Hon. Young-sun Song, una miembro de la Asamblea Legislativa Nacional y co-presidenta de la Conferencia Internacional de Liderazgo, bosquejó el caso para dar un nuevo enfoque al proceso de paz. “Las negociaciones actuales de los Seis-Partidos están produciendo solamente un ganador, y éste es Corea del Norte,” ella dijo. “Cuanto más hablamos, y más ayuda enviamos al Norte – ya más de US $6.7 mil millones- tanto más desarrolla el Norte sus capacidades nucleares y militares.”

El Sr. Cheol-hwan Kang, un desertor de Corea del Norte que ahora trabaja para el periódico de Chosun Ilbo en Seúl, estaba de acuerdo en que los líderes norcoreanos eran manipuladores, pero explicó: “La realidad es que la gente normal de Corea del Norte está en una situación desastrosa. Más de tres millones ya han muerto de hambre. Los derechos humanos son casi inexistentes, e incluso el despliegue de más y más tropas en la frontera con China está fracasando en impedir el flujo de norcoreanos que quieren desertar.”

El seminario puso de relieve a panelistas de cada una de las naciones que participaron en las Negociaciones de los Seis-Partidos, que es el marco corriente para el proceso de la paz en la península. A su vez, cada panelista resumió las preocupaciones primarias y frecuentemente conflictivas de sus naciones. Con fronteras terrestres en común con Corea del Norte, China y Rusia son muy cautelosos acerca de cualquier cambio súbito. En contraste a esto, señaló el enfoque japonés los abusos de derechos humanos en el Norte, especialmente las tan publicitadas abducciones de ciudadanos japoneses para ser entrenados como agentes norcoreanos.

El Dr. Víctor Cha, ex Director de la Seguridad Nacional de los EEUU para Asuntos Asiáticos en la Casa Blanca, sonó con una nota más optimista. “La alianza de EEUU-República de Corea (ROK) sigue siendo una de las más subestimadas,” dijo. Después de que en 2002 ocurriera la muerte de dos muchachas coreanas atropelladas accidentalmente por un vehículo militar de EE.UU., la alianza ha  ido viento en popa, con tropas de la ROK como aliada clave de los EE.UU. en Iraq, y desempeñando el papel para el  mantenimiento de la paz en otras naciones.

“La tarea clave que enfrenta los Estados Unidos ahora es prepararse para un cambio en el Norte,” el Dr. Cha dijo. “Kim Jong-il no está bien, y no hay una clara línea de sucesión. Los EE.UU y la República de Corea podrían necesitar muy pronto un ‘plan prototipo' para tratar la posibilidad de un hundimiento o de una implosión (colapso interno) del régimen.”

“La relación entre Corea y los Estados Unidos está en un nuevo momento crucial,” dijo el Hon. Hyong O Kim, presidente de la Asamblea Nacional Coreana, “y esperamos que la elección de Barack Obama proporcione una oportunidad para un nuevo comienzo para ambas naciones.”

Un punto culminante del seminario fue una conmovedora ceremonia para honrar a 21 veteranos de la Guerra Coreana, representantes de las 16 naciones de las Fuerzas de las Naciones Unidas que defendieron a Corea del Sur después de la invasión norcoreana en 1950. “Australia está íntimamente involucrada con la República de Corea,” dijo S.E. Peter Rowe, Embajador australiano en Corea, en un saludo a los veteranos. “Estamos orgullosos de haber derramado aquí tanto sangre como tesoro  para ayudar a liberar a  una nación joven; una decisión que ha sido reivindicada por el progreso que ha hecho este país.”

“ Filipinas también está orgullosa de haber sido miembro del Comando de la ONU,” dijo el Embajador Luis T. Cruz. “Más de 7.000 soldados filipinos sirvieron aquí en Corea, y para 116 de ellos, este lugar se convirtió en su última morada. No dejemos que la generación nueva olvide el precio de la libertad.”

El obispo Jim Swilley y el obispo Guillermo Sheals, líderes de dos mega-iglesias de gran crecimiento en los Estados Unidos, representando a los muchos líderes confesionales que apoyan el Festival para la Paz Global, estuvieron muy de acuerdo. “Con Dios, la paz siempre es posible,” dijo el obispo Swilley, cuando habló más tarde en un Banquete de Inauguración para el Festival para la Paz Global, “incluso cuando parece imposible desde el punto de vista de los hombres.”

El domingo 9 de noviembre el Festival Global para la Paz  llevó su mensaje de esperanza y reunificación a las calles, en un provocador llamado a los ciudadanos de Seúl y de Corea  a ponerse de pie por la causa de la paz. Decenas de miles salieron a manifestar su ayuda para una reunificación pacífica con el Norte.

“No es una coincidencia que hoy un coreano, Ban Ki-moon, sirve como Secretario General de las Naciones Unidas,” dijo el vicepresidente de UPF, Dr. Hyun Jin Moon. “Creo que es la voluntad de Dios que Corea trabaje de nuevo con la comunidad internacional de naciones y lleve adelante el proceso de la paz. Juntos, podemos atrevernos a soñar el sueño más grande de todos, el de crear “Una Familia  bajo Dios”.”

Un mensaje de paz

“Hoy estoy declarando que es hora de que todas las naciones y todas las religiones rompan sus barreras. Con la ayuda de la fortuna celestial, bajo los auspicios de la “ONU tipo Abel,” haremos ahora un rápido progreso hacia un mundo que trasciende religiones y naciones.  Va a ser el reino de Dios en la tierra.

Por ejemplo, ¿qué piensan que sucedería si la gente de naciones rivales, tales como Estados Unidos y Rusia, se casaran pasando por encima de las fronteras de sus nacionalidades y llegaran a hacerse una sola familia bajo Dios, el Señor eterno y absoluto de toda la Creación? Ellos ya no podrían abrigar antagonismo o apuntarse armas unos a otros, puesto que millones de nietos pertenecientes a su propio linaje vendrán a hacer sus hogares en ambas naciones.

La sagrada tarea de construir el reino celestial ideal, el sagrado reino de paz en la tierra, está siendo realizada entusiastamente en todos los rincones del mundo. En este crítico cruce de la historia humana, ¿qué harían ustedes? ¿Vivirían el resto de sus vidas tontamente, buscando meramente su propio confort e interés personal? ¿O se unirán conmigo en la marcha victoriosa hacia el amanecer del reino sustancial de la paz?

Puede que algunos se rían y digan que esto es imposible. Sin embargo, donde hay voluntad, hay siempre un camino, especialmente si es la voluntad de Dios.

-    Rev. Sun Myung Moon

Extracto de un mensaje dado en la Ceremonia de Apertura del Festival para la Paz Global en Corea.