FOLLOW US

FacebookYoutubeLinkedin

International Association of Parliamentarians for Peace

CALENDAR OF EVENTS

April 2019
S M T W T F S
31 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 1 2 3 4

GPF Filipinas - Líderes a nivel global abogan por “Una Gran Familia bajo Dios”

 EnglishFrançais

Líderes religiosos y políticos de varias naciones acapararon la atención del público el 13 de diciembre, delante de miles de personas en la tribuna de Quirino en Manila, en una demostración de unidad y  de una simbólica fractura de barreras culturales para llegar a ser “Una Gran Familia bajo Dios”, durante el Festival Global para la Paz.

Durante esta ocasión, el Dr. Hyun Jin Moon anunció a los delegados del festival la realización de la primera Convención Mundial del Festival Global para la Paz en Manila, a fines de 2009.

“Londres, Washington, Tokio y Seúl eran todos fuertes candidatos. Pero al fin, me complazco en anunciarles esta tarde que esta Convención Mundial del GPF se llevará a cabo  justamente aquí, en Manila,”  dijo a la animada multitud.

Según Moon, el Festival para la Paz en Manila, que se abrió el 11 de diciembre pasado, era  para que sirva como  un “Gran Despertar”  para que la gente de todo el mundo se ponga de pie y se una en  la tarea de erradicar las luchas y la pobreza a nivel mundial.

El sueño de ”Una Familia bajo Dios” será el  llamado del clarín de nuestra era. El tiempo ha llegado para derribar los muros artificiales de raza, cultura, religión y nacionales, y establecer el mundo pacífico ideal, acariciado deseo de Dios,” él dijo.

“Éste puede terminar la distensión y la pobreza de África, el conflicto en Medio Oriente, y el remanente final de la guerra fría en la península de Corea. El poder de una familia humana unida con la voluntad de Dios puede calmar la agitación de los conflictos en el mundo entero,” explicó.

Los líderes políticos hicieron una pausa en la política para unirse a la celebración por la paz global. El ex presidente de la Cámara de Diputados José De Venecia Jr., el ex-presidente del Senado Manuel Villar y el senador Miguel Zubiri compartieron la misma plataforma con líderes religiosos en el encendido simbólico de las Velas de la Paz.

Por lo menos 81 gobernadores, 18 miembros del Congreso, seis senadores y a 30 alcaldes fueron citados por los organizadores en sus esfuerzos para promover la paz.

En su comentario de bienvenida, el senador Villar le recordó al público que la paz debería comenzar en uno mismo antes de que resuene en otros. “Compartimos un noble sueño de crear un mundo en paz donde resuene el amor por todas partes, donde nos centremos más en las tantas cosas que nos unen en vez de concentrarnos en nuestras diferencias; en donde la armonía prevalezca sobre la discordia, y en donde cada uno se haga cargo de su hermano,” dijo.

“Para construir un mundo pacífico, debemos comenzar a hacer el fundamento de paz en nosotros mismos,” agregó Villar.

En cuanto a que las Filipinas fue elegida para la Convención Mundial del GPF, dijo Roberto Kittel, director de Relaciones Públicas del GPF, que ese país es el principal propulsor en el mundo, en pro de la paz global y un ejemplo perfecto de una nación con diversas culturas y religiones que pueden convivir pacíficamente en un lugar.

“Miren a la gente en Mindanao. Pienso que es la mejor manera de explicar cómo la gente, no importa  de qué raza sea, puede vivir armoniosamente,” agregó.

Al comienzo del festival, los espectadores fueron entretenidos por una marcha de bandas y bailarines en la calle, con coloridos trajes. Fueron exhibidas banderas de diferentes países por los miembros del Cuerpo de Funcionarios de Entrenamiento de Reserva  (ROTC, Reserve Officers Training Corps).

A pesar de los esfuerzos para promover la paz por hacernos una sola familia unida, Moon advirtió que el logro de la paz podría obstaculizarse si se erosionan los fundamentos básicos de la familia.

“El divorcio y la desintegración familiar están muy altos. Cada nación se enfrenta a desafíos importantes con su juventud. El costo social y económico de la desintegración familiar es asombroso,” se lamentó.

“La cura de la familia es una tarea espiritual. Debemos hacer nuestra prioridad poder llevar a Dios nuevamente dentro de cada familia. Cuando el Creador sea el centro de nuestras familias, el resto de nuestros problemas va a apagarse,” agregó Moon.

Barra lateral CON FOTO DE UNA ACTIVIDAD DE SERVICIO