FOLLOW US

FacebookYoutubeLinkedin

International Association of Parliamentarians for Peace

CALENDAR OF EVENTS

April 2019
S M T W T F S
31 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 1 2 3 4

Proclamando una familia bajo Dios en Latinoamérica

English

La enérgica multitud de 25.000 personas abarrotada en el histórico Estadio Club Olimpia de Asunción estalló en alborotadas aclamaciones y prolongadas ovaciones en el Festival para la Paz Global (GPF) el 5 de julio, cuando el fundador, el Dr. Hyun Jin Moon, les dijo: “Paraguay desempeñará un papel determinante en la construcción de una familia bajo Dios.”

“Antes de que seamos paraguayos, o americanos, o coreanos; antes de que seamos cristianos, musulmanes o judíos, tenemos que entender que nuestra identidad fundamental es la de ser hijos e hijas de Dios,” dijo Moon. “Debemos mirar más allá de nuestras diferencias, las cosas que nos unen y nos pueden ligar unos con otros.”

Los líderes confesionales de muchas tradiciones abrieron el festival con una conmovedora exhibición de unidad y afecto, culminando con un llamado para recibir la bendición de Dios de parte del Obispo Manoel Ferreira de Brasil. Ferreira conduce una congregación de una Asamblea de Dios internacional de varios millones de personas.

José Luis Chilavert, el extrovertido héroe del fútbol que hizo más de 60 goles para Paraguay en competencias internacionales a pesar de ser portero (arquero), les dio la bienvenida a los delegados internacionales. “Estamos orgullosos de ser paraguayos,” dijo Chilavert, “Pero estamos aún más orgullosos de que ustedes hayan venido aquí a nuestro país para dar comienzo al Festival para la Paz Global para el año 2008.”

Actúan músicos famosos

La espectacular final en el Club Olimpia reunió a algunos de los grupos sudamericanos más atractivos para una verdadera batalla de bandas musicales. La sensación musical argentina, Alejandro Lerner superó la cuenta, con un fuerte apoyo del grupo de rap cubano Chapa C., Factoria (Panamá), y Dálmata (República Dominicana). Actuaron antes, para que la multitud entrara en calor, el Ballet y la Orquesta Sinfónica Nacional, y los grupos paraguayos Los Ojeda y Generación.

El interés en el festival de Paraguay alcanzó su pico en Asunción al acabarse rápidamente el limitado número de entradas. Entonces, cuando la estación radial local Popular 103FM realizó una competencia para dar los últimos 1.000 boletos a la gente joven que trajera una donación para los niños más pobres de la capital, llegaron más de 4.000 jóvenes y llenaron las calles hasta diez cuadras alrededor de la estación, con alegres adolescentes esperando recibir el boleto más buscado de la ciudad.

El trabajo de la construcción de la paz continúa mucho tiempo después de que el estadio finalmente quedara silencioso la noche del sábado, con los organizadores del GPF anunciando una inversión significativa en una iniciativa de educación del carácter y servicio para las escuelas de Asunción. “Este es el comienzo de un nuevo capítulo en la historia de Paraguay,” dijo Thomas Field de la Compañía Victoria, uno de de los principales patrocinadores locales del festival. “Ha llegado el tiempo para que esta nación brille,” dijo la senadora Lillian Samaniego, la co-presidenta organizadora del festival.

Estudiantes dan un ejemplo de servicio

Miles de alumnos en la capital paraguaya encontraron una nueva pasión: el servicio a su ciudad y el orgullo de que sus esfuerzos voluntarios puedan causar un cambio. Usando camisetas azules del Festival para la Paz Global, con el lema “Asunción -Mi ciudad-” en la parte delantera, y “Una familia bajo Dios” en la parte posterior, se juntaron en la mañana del 3 de julio los estudiantes de 15 escuelas para hacer una limpieza y celebración final a lo largo de la Avenida Projectada 21, en una de las vecindades más pobres de Asunción.

Equipos de niños de diversas escuelas se dividieron para cubrir los 21 mini parques situados a lo largo del ancho bulevar. Cada plaza tenía su propia característica: una era apenas un campo de fútbol de tierra, otro era una plaza de césped, y una tercera era usada para voleibol. Pero todas tenían problemas similares: montañas pequeñas de basura, rocas desordenadas por todas partes, y un pavimento desaliñado.

Algunos equipos se armaron con cepillos y pintura blanca de cal y empezaron a pintar las orillas de las aceras, y después utilizaron la misma pintura para aplicar una capa repelente de insectos a la parte inferior de los troncos de los árboles. Mientras tanto, otros recortaban las ramas y podaban árboles, y en una escena típicamente paraguaya, la madera era llevada en carros tirados por grupos de delgadas pero pacientes mulas.

La limpieza era un proyecto común del Festival para la Paz Global, la Asociación de las Escuelas de la UNESCO, y de la ciudad de Asunción, conducido por el alcalde Evanhy de Gallegos. “El alcalde quiere poner Asunción en el mapa internacional,” dijo la portavoz Sra. Gilda Medina, “y acontecimientos como el Festival para la Paz Global son importantes para nosotros.” El proyecto de servicio era el primero de ese tipo en el país.

Jefe de una bulliciosa ciudad de más de un millón, el alcalde está intentando lograr un equilibrio razonable entre el turismo y el crecimiento, y tratar de evitar los problemas de droga y crimen típicos de las grandes ciudades. “Necesitamos encontrar buenas soluciones para nuestra gente joven,” dijo Medina. “El alcalde quisiera la cooperación de la ciudad entera - padres, sector empresarial, escuelas, y gobierno – para mantener seguros a nuestros hijos. Ver a estos niños hacer tal esfuerzo es un ejemplo para todos nosotros, los adultos.”

Conferencia de Liderazgo

La Conferencia Internacional de Liderazgo en la víspera del Festival para la Paz Global reunió a 220 participantes de 80 naciones, incluyendo un significativo grupo de jóvenes Embajadores para la Paz convocados por la Federación de Jóvenes para la Paz Mundial (Youth Federation for World Peace)

En una sesión del seminario sobre las perspectivas para la paz en las Américas, el ex embajador de los EE.UU. en Paraguay, Juan F. Keane, trató acerca de la necesidad de confianza y transparencia y dijo que él esperaba que Paraguay pudiera dar un ejemplo para toda América Latina. “Las naciones hacen bien cuando crean a sociedades que recompensan más el esfuerzo y el mérito que las conexiones y el privilegio,” Keane dijo, “y sobre todo necesitamos crear una cultura de confianza mutua, mediante el trabajo entre todos.”

La conferencia atrajo a más de la mitad de los recientemente elegidos senadores y diputados del nuevo gobierno paraguayo. Una delegación se reunió con el presidente saliente Nicanor Duarte en el palacio presidencial, felicitándolo en la primera transición pacífica y democrática de poder en el país.